La jueza prorroga la prisión para “El rey del cachopo”: “Ya desapareció y usó una identidad falsa para no ser localizado”

La magistrada que redactará la sentencia de César Román le mantiene en la cárcel hasta la celebración del juicio, que se prevé en primavera del año que viene

Queda un mes para que cumplan dos años de la entrada en prisión de César Román, el llamado “Rey del Cachopo”, acusado de ser el presunto autor de la muerte y descuartizamiento de su novia, la hondureña Heidi Paz, en verano de 2018. En vista de que vencía el plazo máximo que permite la Ley para la prisión preventiva, la Sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid, donde ha caído el caso por turno de reparto, celebró el 9 de octubre una comparecencia prevista en el artículo 505 de la LeCrim para prorrogar la prisión o poner en libertad al único acusado del crimen, que estuvo “presente” por videoconferencia desde la cárcel de Soto del Real.

Jurado popular en primavera

Como era de esperar, en un auto fechado a 13 de octubre, la magistrada presidente de la Sección 26, Araceli Perdices, ha decidido prorrogar la prisión de Román hasta la celebración del juicio, que se prevé se señale para la próxima primavera de 2021 mediante un jurado popular. La magistrada señala en su auto, al que ha tenido acceso este diario, la “conducta precedente” de Román para destacar su riesgo de fuga: “Desapareció de su domicilio, trabajo y entorno habitual cuando se hallaron parte de los restos humanos de la que había sido su pareja sentimental en una maleta en el interior de una nave perteneciente a una empresa de la que era administrador; estuvo utilizando una identidad falsa para evitar ser localizado (...), modificó parcialmente sus rasgos fisionómicos para obstaculizar su reconocimiento; entre sus antecedentes penales consta un quebrantamiento de condena y que ha tenido en el pasado numerosas requisitorias de búsqueda y detención; hubo que dictar orden de búsqueda y captura internacional para ponerle a disposición de la Justicia...”. También destaca la magistrada sus causas pendientes: “Ello sin olvidar que tiene pendiente de cumplimiento dos penas de nueve meses por violencia de género y seis meses por quebrantamiento de una medida cautelar”. Por todos estos motivos y por lo elevado de las penas que piden para él las acusaciones (15 años por homicidio la Fiscalía y 25 años por asesinato la acusación particular) la jueza -que previsiblemente será quién redacte su sentencia tras el veredicto del jurado popular- ha estimado que dejarle en preventivo era la medida más oportuna dadas las circunstancias.

Líquido y sangre en el taxi

La magistrada rechaza así los argumentos de la defensa de Román e incluso valora algunos aspectos de la línea de defensa del letrado: “Ninguno de ellos desvirtúa de momento, y a resultas de lo que derive del juicio oral, los indicios con que se cuenta”, según recoge el auto. Uno de ellos es que el abogado de Román, Manuel Alonso, sostiene que en la vivienda López Grass de Vallecas, donde se habría producido el crimen, no había restos de sangre humana. “Ya se señaló en el pasado que la falta de sangre o restos humanos pudo obedecer a una minuciosa limpieza”, señala la magistrada. También tira por tierra el argumento de que, si en la maleta que César transportó de López Grass a la nave de Usera en un taxi hubiera llevado restos humanos debería haber dejado restos líquidos en el maletero. “No es un factor determinante según el material con el que estuviera envuelto el torso humano”, argumenta.

Las larvas no son determinantes

También cuestiona Alonso la data de la muerte del cadáver ya que el hallazgo del cuerpo se produjo el 13 de agosto y los investigadores señalan el homicidio entre la madrugada y el mediodía del 5 de agosto. Sin embargo, el abogado defensor apunta que las larvas analizadas por los entomólogos señalan una fecha de la muerte posterior. Sin embargo, la magistrada asegura que el letrado “pasa por alto” que en el mismo informe los expertos señalan que ese resultado debe “relativizarse” porque “en el interior de una maleta la colonización por las larvas pudo haberse retrasado y el cadáver tener más tiempo que el que indicaban las larvas”.

Em cualquier caso, todas estas cuestiones serán analizadas por un jurado popular, que determinará el grado de culpabilidad del mediático personaje. El hallazgo del torso de Heidi en la nave de Usera se produjo en agosto de 2018, después de que los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid lo encontraran tras sofocar un incendio en la nave, como avanzó en primicia este diario.