Casado exige el cese de los ministros que atacan la monarquía y justifican a ETA: “¿Para qué sirve usted?”

El líder del PP pide a Sánchez que se celebre un debate del Estado de la nación, reivindica la libertad, la democracia y la Constitución y recrimina al presidente del Gobierno que haya usado las comunidades autónomas como burladero y Europa como capote

Thumbnail

El líder del PP, Pablo Casado ha iniciado su intervención recordando el acto celebrado ayer de conmemoración del 40 aniversario del golpe de Estado del 23-F para reivindicar la libertad, la democracia y la Constitución. Lamentó las ausencias al tiempo que condenó las declaraciones que llevaron a cabo los independentistas y radicales en el día de ayer. Además, pidió al Pedro Sánchez que celebre un debate del Estado de la nación.

Entonces, Casado recordó que hace cuatro décadas la concordia fue posible porque la memoria de la historia estuvo presente y se sabía bien cuál había sido la causa de tantos fracasos: la radicalidad, el odio al adversario, la polarización, negación del diálogo, el uso arbitrario del poder, creer que era mejor la victoria de una España sobre la otra. Por ello, a los nostálgicos de las dos Españas les recordó que ya se hizo posible la convivencia entonces: “Ni había candado, ni lo hay, ni lo habrá jamás, para la voluntad soberana de los españoles. Cada generación debe afrontar su propia responsabilidad en la defensa de la libertad y el progreso de España”. Asimismo, recriminó a Sánchez sus pactos con los batasunos e independentistas “que piden tumbar el régimen del 78, como si pudieran confinar la mayoría constitucionalista en un lazareto social y otro cordón sanitario político”.

Casado aseguró que Sánchez “lidera el Gobierno más radical y enfrentado de los últimos 40 años”, y pidió “unidad”, aunque, recordó que ésta “no la tiene dentro” porque “asienta el poder en su pacto con los extremistas, nunca habían mandado tanto quienes quieren destruir España”.

El líder del PP recordó a Sánchez que hace 9 meses “declaró el virus vencido, de forma temeraria y por motivos electorales” y criticó que, desde entonces “ha usado a las comunidades autónomas como burladeros y a Europa como capote ¿Para qué sirve usted?”, le preguntó.

Casado reivindicó las políticas de su partido al tiempo que aseguró que advirtió a Sánchez de que “si el centro político se comprime por los extremos, en ese río revuelto solo ganarán los radicales y perderán todos los españoles: deje usted de hacer olas”.

Plan de choque

Recordó que “nuestra economía es la más afectadas de la Unión Europea y que, “si no actuamos urgentemente, se condenará a toda una generación” por lo que instó a impulsar reformas para evitarlo y recriminó a Sánchez que “la mayoría de las propuestas del Gobierno atrasan la salida”. Por ello, volvió a tender la mano al Ejecutivo para que acepte los grandes pactos de Estado que desde el PP llevan meses ofreciéndole. También ofreció a Sánchez de nuevo un plan de choque porque “no bastan 11.000 millones, hacen falta 50.000.”

Además, el líder del PP volvió a insistir a Sánchez que “es fundamental que cese del Gobierno a los que atacan a la monarquía, la Justicia, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a la prensa libre, los que defienden la autodeterminación, justifican a ETA y cuestionan la calidad de nuestra democracia”.

Casado subrayó que “hace 40 años, compartimos todos juntos la misma pancarta en defensa de la democracia, la libertad y la Constitución. El futuro de la nación está en nuestras manos”. Es necesario un “nuevo comienzo para España” y ponerse “manos a la obra para cicatrizar las heridas causadas por la pandemia y dar oportunidades a los que se han convertido en los nuevos pobres y paliar la creciente desigualdad como la mejor vacuna contra el populismo, el que su Gobierno alimenta”, dijo.

Comisión post pandemia
El líder del PP reclamó una comisión de investigación paralamentaria cuando acabe la pandemia y subrayó: “Esperamos que Sánchez no la bloquee”. Además, Casado espera que la Fiscalía permita investigar las decenas de demandas y querellas de profesionales sanitarios y familiares de víctimas de la pandemia.