Nueva ofensiva de los socios sobre el Rey emérito tras su regularización ante Hacienda

El PSOE se opondrá y volverá a tumbar, como hasta ahora, la pretensión de nacionalistas e independentistas para investigar en el Congreso a la Casa Real

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, interviene en una sesión de Control al Gobierno en el Congreso de los Diputados
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, interviene en una sesión de Control al Gobierno en el Congreso de los DiputadosEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

Esquerra Republicana , EH Bildu, Junts, PDeCAT, la CUP, BNG, Más País, Compromís y el PNV han vuelto a registrar en el Congreso de los Diputados una nueva petición para que la Cámara Baja abra una comisión de investigación sobre Juan Carlos I.

Una iniciativa que llega después de la segunda regularización del rey emérito ante Hacienda presentada la pasada semana, y que se produce tras que estas mismas formaciones ya solicitaran el pasado mes de diciembre, tras la primera regularización presentada ante Hacienda por el Rey emérito, que la Cámara creara una comisión de investigación sobre sus actividades supuestamente irregulares. Dicha comisión, fue frenada en la reunión de la Mesa del Congreso, tras el voto en contra de PSOE, PP y Vox.

Y esta curiosa entente se volverá a repetir, pues los socialistas no cambiarán de estrategia y tumbarán las pretensiones de sus socios. Desde el PSOE ya anticipan que se opondrán a esta iniciativa, como han hecho hasta ahora, porque el Congreso no es el lugar para investigar las presuntas actividades irregulares del Rey emérito. Aunque desde Moncloa se han mostrado muy críticos con Don Juan Carlos, el propio Sánchez aseguró que “rechaza” sus “conductas incívicas”, lo cierto es que desde el Ejecutivo no van a ahondar en el descrédito de la institución monárquica y aseguran que hay que discriminar entre las actitudes personales del emérito y la Casa Real.

Unidas Podemos, ha decidido en esta ocasión no sumarse a la petición de investigación, aunque fuentes de la formación aseguran que apoyarán la iniciativa cuando llegue a la Junta de Portavoces, aunque lamentan que la respuesta de los grupos mayoritarios de la Cámara será, como en otras ocasiones, la de rechazar la comisión, al no contar con el aval de los informes de los letrados del Congreso de los Diputados.

El partido morado, de hecho, no descarta plantear en el Congreso una comisión de investigación sobre el patrimonio del rey Juan Carlos. Así lo ha confirmado su diputado Gerardo Pisarello, que ha insistido en que existe un “clamor” para aclarar el origen de esas actividades que “el propio presidente Pedro Sánchez ha calificado de perturbadoras”.

“Queremos hablar de lo que ha pasado con el patrimonio de Juan Carlos I desde que abdicó, con sus obligaciones fiscales, con sus vuelos privados que debía haber declarado. No descartamos pedirlo, pero entendemos que ayudaría hacerlo de manera rigurosa para demostrar que el problema no es jurídico, sino de voluntad política”, ha justificado.

En concreto, plantean que el Congreso cree una comisión de investigación relativa “a la trama vinculada a las presuntas ilegalidades e irregularidades cometidas por miembros de la Casa Real y las influencias políticas, diplomáticas y comerciales con Arabia Saudí”. Según la petición del registro de la comisión el objeto de la misma es “investigar las presuntas irregularidades cometidas por miembros de la Familia Real, así como de sus colaboradores, el origen y destino de los fondos y flujos monetarios referidos en los registros de uso de las llamadas ‘tarjeas black’ y sus posibles influencias en la política diplomática y comercial del Estado español con Arabia Saudí.

En concreto, pretenden investigar, “la existencia de estructuras opacas, con la participación del ex jefe de Estado, para la adjudicación de contratos comerciales”, así como las “posibles irregularidades de la Familia Real en paraísos fiscales, los mecanismo utilizados para ello y el origen de los fondos de las mismas”. Los partidos citados también quieren investigar el “presunto blanqueo de capitales del ex jefe del Estado”, así como “las posibles actividades de comisionista realizadas por el ex jefe del estado, así como los conocedores y colaboradores y las consecuencias y responsabilidades derivadas de las mismas”. Tratarán también de conocer las “relaciones entre las del rey emérito y diferentes miembros de la Familia Real con la fundación Zagatka” y las “influencias que las relaciones de la Monarquía española con Arabia Saudí hayan podido ejercer sobre las relaciones diplomáticas y comerciales del Estado español con Arabia Saudí”.