¿Qué relación tiene el rey emérito con la Fundación Zagatka de Álvaro de Orleans?

Fue constituida en 2003, en Liechtenstein por Álvaro de Orleans-Borbón, primo lejano del rey emérito. En junio del año pasado la fundación eliminó a Don Juan Carlos, a sus hijos y nietas del patronato, tras la renuncia de Felipe VI a la herencia de su padre

Extracto de un documento de la Fundación Zagatka en el que aparece como beneficiario D. Juan Carlos
Extracto de un documento de la Fundación Zagatka en el que aparece como beneficiario D. Juan CarlosLa RazónLA RAZÓN

El Rey emérito Don Juan Carlos I ha regularizado, por segunda vez, las rentas no declaradas por los gastos de viajes abonados desde la Fundación Zagatka, que suman más de ocho millones de euros de pagos en especie, por los que ha abonado más de cuatro millones a la Agencia Tributaria.

Un dinero regularizado ante Hacienda que corresponde a los ocho millones de euros del dinero que recibió en vuelos de una compañía de jet privados pagados hasta el 2018 por la Fundación Zagatka, vinculada al primo lejano del emérito, Álvaro de Orleans-Borbón.

Pero, ¿qué es exactamente la Fundación Zagatka?

Fue constituida en el año 2003 en Liechtenstein por Álvaro de Orleans-Borbón, primo lejano del emérito. El objetivo de la misma fue ser una herramienta de ayuda a las monarquías europeas. Precisamente, este patronato sufragó los viajes privados del Rey emérito entre 2007 y 2018 basándose en esa vocación de ayudar a los miembros de casas reales que lo necesitasen.

Muchos de estos viajes fueron efectuados después de la abdicación de Don Juan Carlos. El disfrute de estos vuelos se considera un pago en especie obligado a tributar como IRPF a Hacienda. La propia Corinna Larsen, que acompañó al Emérito en muchos de esos viajes, ya devolvió 2,8 millones de euros a la Fundación en enero de 2011.

Precisamente, la relación entre Orleans-Borbón y Juan Carlos I era especialmente estrecha y de ahí el interés de la fundación de ayudar el ahora rey emérito. Según especifican los documentos de la citada fundación avanzados por LA RAZÓN, el primo del rey reconocía esa amistad y su “sentimiento de admiración y de reconocimiento por haber abierto a España el camino de la libertad, por su constancia y su habilidad, también su humanidad y restableciendo las libertades públicas y un régimen parlamentario hasta la democratización del país”.

Unos documentos que también acreditan que el Rey Juan Carlos es el tercer beneficiario de la fundación. Por el contrario, la examiga del monarca Corinna Larsen aseguró al excomisario José Manuel Villarejo que Álvaro de Orleans era en realidad el testaferro del ex jefe del Estado. Él niega ese papel o que hubiese cobrado cualquier comisión irregular con Zagatka.

Según avanzó el diario “El País”, el pasado verano el propio Álvaro de Orleans modificó los estatutos del patronato, borrando de esta manera al Rey Juan Carlos y a sus tres hijos, el Rey Felipe VI, la Infanta Cristina y la Infanta Elena, y a sus nietas, la princesa Leonor y la Infanta Sofía, para que dejaran de ser beneficiarios de Zagatka. Un hecho que se produjo después de que el Monarca anunciara en marzo de 2020, no solo su decisión de retirar la asignación anual de los Presupuestos Generales del Estado de Don Juan Carlos, sino su intención de renunciar a cualquier beneficio que pudiera tener en un futuro de este patronato.

La citada fundación, según avanzó también “El País”, administra en la actualidad alrededor de 10 millones de euros, desde donde se pagaron “muchos vuelos privados” del Rey. Un patronato que se creó con tan solo 9.000 euros y que llegó a administrar hasta 14 millones.

Según la documentación que obra en la investigación desarrollada por la Fiscalía de Suiza, la fundación de Álvaro de Orleans-Borbón se podría haber embolsado una comisión tras la compra del Banco Zaragozano por parte de Barclays Bank en 2003. Así consta en un documento bancario de la entidad suiza Credit Suisse.