Marruecos no acepta la ayuda de España por valor de 30 millones destinados a combatir la inmigración ilegal

La partida figura en los Presupuestos y fue aprobada en mayo, pese a los incidentes de Ceuta y la crisis del caso Gali

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska,Marta Fernández Jara / Europa Press
01/10/2021
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska,Marta Fernández Jara / Europa Press 01/10/2021Marta Fernández Jara Europa Press

A fecha de hoy, Marruecos no ha comunicado la aceptación de los 30 millones de euros que el Gobierno español concedió a Rabat como ayuda directa a la inmigración, según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto. El plazo concluye el día 8 y la impresión es que, por razones que se desconocen, ese dinero no va a ser aceptado. Este periódico se puso en contacto con fuentes marroquíes que no se han pronunciado sobre el asunto. Fuentes gubernamentales españolas han confirmado la noticia aunque confían en que el nuevo Ejecutivo marroquí que se forme tras las elecciones del mes pasado retome el asunto.

Todo esto ocurre cuando el “caso Gali” se encuentra plenamente vigente y la negativa de la ex ministra González-Laya a revelar quién dio las órdenes para acoger al jefe polisario, acogiéndose a la normativa sobre secretos oficiales. España ha recurrido la sentencia del Tribunal de la Unión Europea sobre los productos que provienen del Sáhata Occidental, en un claro gesto hacia Rabat además de defender los intereses nacionales en la zona. en especial lo de la pesca.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de mayo la citada ayuda, cuando la crisis suscitada por la entrada encubierta en España del jefe del Frente Polisario, estaba en sus momentos más duros, incluida la “ivasión” de inmigrantes de Ceuta.

Esta partida ya estaba contemplada en los Presupuestos y, según dijeron entonces fuentes de La Moncloa, su aprobación se realizó pese a la situación creada por los citados acontecimientos.

En 2019 ya se hizo una entrega similar, en este caso de 32 millones de euros, aunque no se había incluido en los Presupuestos General del Estado.

La ayuda aprobada en mayo está destinada a la financiación de gastos derivados de la vigilancia de fronteras, mantenimiento de materiales y pagos de personal. Marruecos sólo tiene que comunicar, antes del día 8, una cuenta en la que se debe ingresar el dinero y después presentar justificantes de en qué se ha empleado el dinero, según las citadas fuentes.

En su intervención tras el Consejo de Ministros, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska insistió en que la nueva partida que se destinará a Marruecos ya estaba consignada con anterioridad en el presupuesto de su departamento y formaba parte de las ayudas que el Ejecutivo viene concediendo a diversos países africanos -caso de Costa de Marfil, Gambia, Ghana, Guinea, Mauritania, Senegal y Túnez- con los que España mantiene una relación fluida para el control de los flujos migratorios