Casado exige a Sánchez que aclare si liberará a presos de ETA a cambio del voto de Bildu para los Presupuestos

El presidente del Gobierno contesta un rotundo “no” y recrimina a los populares que “no celebren el fin de ETA”, mientras que el líder de la oposición acusa a Moncloa de “blanquear” el terrorismo

La sesión de control de esta semana arranca con el foco puesto en la celebración de los 10 años desde que ETA anunciara que dejaba de matar y después de que el coordinador de Sortu, Arnaldo Otegi se dirigiera a las víctimas del terrorismo para asegurar que los asesinatos “nunca debieron de haberse producido”. Una declaración a la que las víctimas acudieron con escepticismo y que fue utilizada por la izquierda para apuntalar su discurso y normalizar en la política los pactos con Bildu. Si bien, las palabras de Otegi han sido motivo de división en el propio Gobierno y es que mientras que para Unidas Podemos se trata de “un paso adelante”, Moncloa salió a decir que era “insuficiente”.

Una celebración de los diez años del cese de ETA que llega después de que los principales partidos en el Congreso y en el Senado no hayan logrado pactar ninguna declaración institucional para condenar la violencia de ETA por entender que se ha politizado este asunto.

Ya en el Congreso de los Diputados, el presidente de la oposición, Pablo Casado, ha recriminado al presidente del Gobierno sus pactos con Bildu y le ha acusado de “blanquear” al terrorismo de ETA. El presidente del PP, que se ha mostrado contundente en su discurso contra Pedro Sánchez, ha ido al grano y ha reaccionado al anuncio de Otegi conocido hoy condicionando el voto de Bildu a los Presupuestos Generales del Estado a la liberación de los presos de ETA que continúan en la cárcel. “¿Va a sacar a 200 terroristas para que Otegi le apoye los Presupuestos?”, le ha preguntado Casado a Sánchez.Lo que tiene que acabar es con ETA, romper con Bildu. No les debemos nada y sí a las víctimas del terrorismo. Memoria y justicia”, ha dicho con rotundidad para dejar clara su posición.

En su turno de réplica, Sánchez ha garantizado ante el Congreso de los Diputados que no liberará a presos etarras a cambio de que EH Bildu permita que se apruebe el proyecto de ley de presupuestos del próximo año. A la pregunta del líder del PP sobre si piensa liberar a los presos terroristas como pago del apoyo de Bildu a los Presupuestos, Sánchez lo ha negado. “Rotundamente no”, ha asegurado para después defender que el PSOE “no ha utilizado nunca el terrorismo cuando ETA mataba y no va a hacerlo ahora que no existe ETA diez años después. ”Sánchez ha acusado a Casado de “utilizar” el terrorismo políticamente y ha criticado que el bloque de la derecha no celebre el fin de ETA. Para el presidente del Ejecutivo hoy se celebra “el éxito y la victoria de la democracia española” y ha lamentado que el PP “no entienda esto como una victoria y traslade una visión amarga”.

Al mismo tiempo, Casado le ha pedido al Gobierno que pida a sus socios que condene a ETA y que acaben con los homenajes a etarras y colaboren con la justicia para esclarecer los 300 asesinatos sin resolver. Además, le ha recriminado que “no se puede pactar y blanquear para seguir en el poder a los que justifican el asesinato de 850 inocentes. Como le dijo Múgica es mejor perder votos que perder el alma”. Por otro lado, Casado ha repetido que con Bildu “no se acuerda nada”, zanjó.

Las referencias al terrorismo de ETA han seguido presentes durante toda la sesión de control en el Congreso. El líder de Vox, Santiago Abascal, ha denunciado que Sánchez y Otegi “comparten un plan para alterar la realidad nacional, social, institucional y democrática de España” y alertó de “la gravedad” de que en “muy poco tiempo” se van a votar “los presupuestos de la banda terrorista ETA”. Para el líder del partido, Otegi, que no tiene ninguna cualidad moral, se ha caracterizado en los últimos tiempos por decir la verdad, que ETA está en la dirección del Estado, que vamos a tener que votar en este Congreso los Presupuestos de ETA”, afirmó Abascal, en relación a las afirmaciones del coordinador de Sortu.

En una pregunta parlamentaria del diputado de Bildu Joan Iñarritu a la ministra de Justicia, Pilar Llop, en la que éste le preguntaba si “todos los ciudadanos son iguales ante la ley”, la titular de ramo ha pedido el fin de los homenajes a etarras para ser iguales. “No seremos iguales mientras haya ‘ongi etorris’ a los etarras que salen de la cárcel. No seremos iguales porque suponen una auténtica humillación para las víctimas y para las personas que somos demócratas”, ha zanjado.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también ha aprovechado su pregunta a la ministra de Hacienda, para recriminar al Gobierno sus pactos con Bildu. A su juicio, “no sé cómo duermen tranquilos habiendo elegido a Bildu como socios” a lo que María Jesús Montero le ha contestado que el Gobierno “como demócratas “les hemos pedido –a ETA- que dejen las armas y hemos honrado a las víctimas”.

Los peajes

En materia económica, Casado ha recordado a Sánchez todas las subidas que se están produciendo durante este año, pese a que el Ejecutivo se empeña en subrayar que la economía va bien. “Dice que no va a dejar a nadie atrás pero lo cierto es que no deja a nadie en pie”, le ha espetado. Esta era su pregunta inicial, que finalmente ha derivado en las críticas de la oposición por sus pactos con Bildu. “Y ahora dice que va a poner peajes. ¿Es cierto? Y ahora dice que va a reformar la Constitución para contentar a los independentistas. No lo vamos a permitir. Lo único que ofrece es derogar la reforma laboral y la prostitución. ¿Estamos aquí para eso? ¿Con el dinero del PSOE de Andalucía gastado en burdeles? ¿Considera que las decisiones de su Gobierno no dejan a nadie atrás?”, pregunta Pablo Casado al presidente para después insistir en que “La Constitución no es el problema, no hay que reformarla”.