El PP estudia sancionar a Álvarez de Toledo

La exportavoz parlamentaria reconoció que había roto la disciplina de voto en la designación del TC Constitucional

El grupo parlamentario del PP en el Congreso abrirá un procedimiento contra su exportavoz Cayetana Álvarez de Toledo por romper la disciplina de voto en la renovación del Tribunal Constitucional, aunque su actual portavoz, Cuca Gamarra, no aclaró si será sancionada por ello.

Esta decisión llega después de las declaraciones públicas que hizo Álvarez de Toledo en una entrevista en «El Mundo» donde señaló que había votado en blanco la renovación del Tribunal Constitucional, lo que tildó de «reparto de cromos» ya que le parece un «espectáculo desolador» y «contraproducente para el PP» y lo considera autoimpugnatorio. «Uno no puede exigir que haya una despolitización del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y sin embargo participar en una impúdica, activa y pública politización del Tribunal Constitucional», sentenció.

Ante esta confesión, el Grupo Popular activará las reglas internas que, subrayan, «se han hecho para todos» y se aplicarán «con tranquilidad» y se quedarán en el «ámbito interno», dijo Gamarra. Lo que no aclararon si este procedimiento derivará o no en sanción y tampoco anticipan la naturaleza de las acciones que puede tomar el Grupo, que aún no ha debatido al respecto y tampoco ha abierto expediente por el momento.

Gamarra también tuvo que salir al paso desde el Congreso a las críticas de Álvarez de Toledo hizo contra el líder del PP, Pablo Casado, y contra el secretario general, Teodoro García Egea, y que vienen recogidas en su libro «Políticamente indeseable» que saldrá próximamente a la venta. En concreto a García Egea le acusa de ejercer «mobbing» y «bullying» para tener el control, con una actuación «testosterónica» que causa un profundo daño y que estaría afectando a Pablo Casado.

Ante esto, la portavoz del PP en el Congreso dijo: «No he leído el libro, me dedico a los problemas que tienen los españoles que son muchos y muy duros», dijo Gamarra, y agregó que «cada uno es dueño de sus actos y de sus palabras».

Además, ayer la dirección nacional del PP, que el lunes evitó dar respuesta a las críticas de su exportavoz parlamentaria, desmentía las nuevas acusaciones de Álvarez de Toledo en EsRadio y aseguraban que es falso que desde el partido se haya filtrado a los medios que se esté buscando material incriminatorio sobre la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Álvarez de Toledo afirmaba que las experiencias de «política y maniobras indeseables que vivió» para con ella se repiten ahora con Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid. Apuntó en EsRadio que le ha producido un shock que «se pueda filtrar abiertamente a medios que estaban buscando información para incriminar» a Ayuso. Y lo comparó con la operación de derribo que ella vivió a «cámara lenta», cuando Egea le impuso una «vigilancia soviética nacida de un pueril afán de control absoluto».