Exteriores «borra» el límite entre el Sáhara y Marruecos

El mapa de la web del Ministerio prescinde de la línea discontinua que los separaba

Mapa de Embajadas y Consulados de Exteriores
Mapa de Embajadas y Consulados de Exteriores FOTO: La Razón

Una de las consecuencias del apoyo del Gobierno español al plan de autonomía que Rabat pretende impulsar para el Sáhara Occidental con vistas a resolver definitivamente el conflicto es el cambio que ha experimentado el mapa de Marruecos en la web del Ministerio español de Asuntos Exteriores. En el mapa del sitio web ministerial no consta ya la línea discontinua que separa Marruecos del territorio del Sáhara Occidental según la cartografía avalada por Naciones Unidas y el país magrebí es ya todo uno desde Tánger hasta Dajla, en lo que Rabat denomina “provincias del sur”.

No es la única novedad del mapa: dentro del territorio de la que fuera colonia española hasta febrero de 1976 puede apreciarse una línea más quebrada que corresponde con la divisoria entre el territorio del Sáhara Occidental controlado por Marruecos y el que se encuentra en manos del Frente Polisario. Una divisoria que no es precisamente solo una raya en las arenas del desierto, pues Rabat construyó a lo largo de la década de 1980 un muro de defensa de más de 2.700 kilómetros de longitud. Un gesto que ha de interpretarse como una suerte de gesto de compensación por parte de las autoridades españolas hacia el Frente Polisario en la nueva posición española sobre la realidad de facto en el territorio.

El cambio en el mapa de la web de Exteriores va más allá del apoyo del Gobierno de Sánchez a la propuesta de regionalización avanzada –presentada por Rabat en 2007- para la excolonia española, pues supone la asunción de la soberanía marroquí sobre el territorio.

España sigue así la senda trazada por Estados Unidos a raíz del reconocimiento por parte de la Administracion Trump en diciembre de 2020 de la marroquinidad del Sáhara Occidental. Entonces, el entonces embajador estadounidense David Fischer no dudó en posar ante un mapa en que tampoco figuraba frontera alguna entre Marruecos y lo que para Naciones Unidas sigue siendo oficialmente “territorio no autónomo”.

Con todo, en recientes visitas a Rabat, como la de la subsecretaria de Estado adjunta Wendy Sherman o la del secretario de Estado Antony Blinken durante el pasado mes de marzo, los representantes estadounidenses han evitado fotografiarse junto a mapas de la zona. La web de The World Factbook de la CIA, con todo, deja claro que en 2020 “Estados Unidos reconoció el Sáhara Occidental como parte de Marruecos” junto a un mapa sin divisorias entre territorios.