Política

Casado incluirá a Lasquetty y Suárez Illana en las listas al Congreso

Habrá fichajes económicos, ex ministros y mantiene a Ana Pastor por Pontevedra.

Habrá fichajes económicos, ex ministros y mantiene a Ana Pastor por Pontevedra.

Pablo Casado hará importantes cambios en la candidatura del PP por Madrid para las generales. La lista de 2015 fue «marianismo» en sentido estricto, ya que Génova, Rajoy, colocó sólo a sus más fieles en los puestos de salida: ministros, secretarios de Estado, «fontaneros» de Moncloa o vieja guardia que seguía a su lado desde el Congreso de Valencia. El mismo margen utilizará Casado para situar bien a su equipo. A sus «fontaneros» como Javier Fernández Lasquetty, jefe de Gabinete; a algún ex ministro o ex ministra, como podría ser Isabel García Tejerina, de la que se habla como posible número dos, aunque también podría encajar como uno por Valladolid; y a algún nuevo «fichaje» económico que la dirección nacional intenta guardar con la máxima de las reservas, aunque se mire a asesores del equipo de Manuel Pizarro o al economista Daniel Lacalle.

La previsión es que suba puestos en esta lista por Madrid Marimar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo y hermana del concejal Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA. En las anteriores generales ya iba por Madrid en el puesto 14 porque en el País Vasco no tenía hueco. En estas elecciones puede subir hasta situarse entre los cinco primeros puestos, o incluso hay quien la coloca en el dos. Rajoy llevó como dos a Soraya Sáenz de Santamaria, a continuación iba García Tejerina, y luego el ex ministro de Hacienda Cristóbal Montoro.

Las conversaciones que se han producido hasta ahora confirman que no habrá cambios espectaculares en el grueso de las candidaturas. En momentos de incertidumbre, Casado se aplica la norma que se aplicaría cualquier otra dirección del partido, sabe que no interesa generar conflictos innecesarios con las direcciones provinciales y locales. Por tanto, habrá cambios relevantes en la citada de lista de Madrid y en aquellos sitios en los que queda hueco porque no repite el que está, pero la mayoría de los que quieren continuar mantendrán su escaño. Hay que tener también en cuenta que el PP se enfrenta al problema de que la pérdida del poder con la moción de censura dejó de un día para otro a mucha gente «sin trabajo» y que tiene que gestionar, además, la previsión de que se cumplan los pronósticos de los sondeos y quede reducida su representación en el Congreso de los Diputados.

En la lista de Madrid Casado incorporará a algunos de los que se lanzaron sin red a apoyar su candidatura a la Presidencia Nacional del PP en el Congreso de julio de 2018. Esa «guardia pretoriana» en la que se mezclaron caras nuevas o ideólogos de la FAES de José María Aznar. Casado, después de ejercer como jefe de gabinete de Aznar entre 2009 y y 2012, y entrar en el Congreso en las elecciones de 2011, fue el último nexo entre el PP y FAES incluso cuando llegó el divorcio definitivo entre Rajoy y Aznar. En la lista de Madrid es posible que encajen perfiles como el de Pablo Hispán, que viene del último gabinete de Presidencia de Rajoy. Además de haber pasado por la asesoría del Grupo Popular del Gobierno, la Comunidad de Madrid, donde Casado inició su carrera como parlamentario, y de haber colaborado con FAES. Andrea Levy, diputada en el Parlamento de Cataluña, es ahora un puntal del nuevo equipo de Génova como vicesecretaria y responsable de Programas, y está abierta la puerta a que desembarque en Madrid. Aunque hay quien la sitúa en la lista al Ayuntamiento madrileño. En el Congreso también continuará el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, que repetirá por Álava.

En el reparto entra también Adolfo Suárez Illana, otro de los principales apoyos de Casado en su batalla por la sucesión del liderazgo nacional del partido. En el encaje final puede ir por Madrid o por Ávila, donde el PSOE envía al ministro del Interior y el PP necesita presentar un buen rival.

Continuarán en el Congreso Ana Pastor, ex presidenta de la Cámara y ex ministra, que irá por Pontevedra, y más ex ministros, entre ellos Fátima Báñez, que fue uno de los referentes del equipo de Sáenz de Santamaría, y que se mantiene como número uno por Huelva. También seguirá como cabeza de lista por Zamora Fernando Martínez Maíllo, ex coordinador general del PP con Rajoy. El ex ministro Rafael Catalá continúa como cabeza de lista por Cuenca. Catalá apoyó a la ex secretaria general María Dolores de Cospedal en la sucesión de Rajoy y luego se integró en el equipo de Casado. Hay más dudas sobre el futuro del ex ministro Íñigo Méndez de Vigo, que en las anteriores elecciones fue de cunero por Palencia; de Jesús Posada, ex presidente del Congreso y ex ministro; o de Montoro. De este último, ministro con Aznar y Rajoy, impera la impresión de está en el final de su carrera política, como también otros referentes del equipo de Sáenz de Santamaría en Moncloa.

Dolors Montserrat, ex ministra y portavoz en el Congreso, irá por Barcelona; el ex presidente del PP de Extremadura Carlos Floriano repite por Cáceres; y José Antonio Bermúdez de Castro, un histórico del «aparato» del PP, continuará por Salamanca. Hay un hueco en Valencia porque quieren cambiar a Elena Bastidas. Entre los que repiten también está Ana Alos, por Huesca. En el PP tiene su interés si se confirma que el ex ministro José Manuel García Margallo continúa por Alicante. «Enemigo» de Sáenz de Santamaría, presentó su candidatura al liderazgo del PP, y luego apoyó a Cospedal. Sus opiniones no son muy favorables tampoco a la gestión de Casado.

En lo que no hay ninguna duda dentro del PP es que Casado aprovechará el cambio de Legislatura para renovar la portavocía en el Congreso y, previsiblemente, también en el Senado.