Política

Ciudadanos tendrá que refundarse con 5,2 millones menos

Percibirá 837.443 euros en subvenciones, frente a los 6,1 millones del 28-A. La dirección renuncia a un cambio de Estatutos y el Congreso será a partir de marzo

Percibirá 837.443 euros en subvenciones, frente a los 6,1 millones del 28-A. La dirección renuncia a un cambio de Estatutos y el Congreso será a partir de marzo.

Publicidad

La debacle de Ciudadanos en las elecciones generales del 10-N tuvo su consecuencia política más evidente el lunes con la dimisión de Albert Rivera de la Presidencia naranja. El severo correctivo que los españoles asestaron en las urnas al partido tendrá además sus consecuencias económicas: percibirá 837.443 euros en concepto de subvenciones electorales, lo que supone 5,2 millones menos de lo que le correspondió tras las elecciones del 28 de abril.

Entonces, el gran resultado obtenido por los de Rivera, con 57 diputados y representación en todas las comunidades salvo el País Vasco y Navarra, permitió ingresar a Cs 6,1 millones de euros. De ese total, 1,2 millones procedieron de haber logrado 57 asientos en la Cámara Baja; otros 4 millones por los votos al Congreso en las circunscripciones en las que sí obtuvo diputados; y más de 848.000 euros por los cuatro senadores que logró y el casi millón y medio de votos que hicieron posibles estos cuatro asientos en la Cámara Alta en Cádiz, Zaragoza, Madrid y Sevilla.

Publicidad

Ahora, las cuentas del dinero público con el que podrá contar Cs son bien distintas: 148.173 euros por sus 10 diputados y cerca de 690.000 euros por los 872.494 votos que facilitaron esos escaños en ocho circunscripciones. Han quedado, por tanto, 765.046 votos naranjas sin premio, ya que en aquellas provincias en las que no ha obtenido representación, las papeletas no se ven traducidas en subvenciones. En estas elecciones, al no haber tenido representación en el Senado, tampoco ingresará ninguna subvención, ni en concepto de escaños ni por los votos logrados por sus candidatos a la Cámara Alta.

Publicidad

Por otro lado, la formación naranja estará cuatro meses sin líder y gobernada por una gestora tras la dimisión de Albert Rivera. Su salida del partido el pasado lunes no solo generó un enorme shock sino que también sume al partido en un vacío de poder en un contexto especialmente difícil. El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, anunció este miércoles que la formación no modificará los estatutos y que, por tanto, la Asamblea General de la que saldrá el nuevo liderazgo tendrá lugar a partir del 10 de marzo del próximo año.

Los estatutos de Cs establecen que para la convocatoria de un congreso ordinario o extraordinario deben pasar un mínimo de cuatro meses desde un proceso electoral al que haya concurrido el partido. En los próximos 15 días habrá una reunión del Consejo General, el máximo órgano político entre asambleas, para convocar el congreso y elegir una gestora de entre 10 y 15 miembros que estará presidida por Manuel García Bofill, quien dirige el Consejo General en la actualidad.

La gestora podrá incluir en su composición mandatarios de la etapa de Rivera así como nombrar a una persona para ejercer de portavoz o asistir a un determinado encuentro en nombre del partido, por ejemplo, a La Moncloa para reunirse con Sánchez.