Dejan en libertad a tres empresarios detenidos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La Fiscalía y la Guardia Civil han dejado en libertad este jueves a tres empresarios detenidos en la operación Petrum por presuntas comisiones ilegales a CDC a cambio de obra pública, a la espera de que les cite el juez, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación.

Se trata de Antonio García Bragado (Tec 4), José Luis Romero (Rogasa) y Josep Manel Bassols (Oproler Barcelona), que tras ser detenidos este miércoles fueron conducidos a dependencias de la Guardia Civil de Tarragona, donde se les ha hecho un interrogatorio este jueves --se desconoce si han optado por no declarar-- antes de ponerles en libertad.

Del mismo modo, han quedado en libertad el secretario del patronato de la fundación Catdem y exgerente de CDC, Carles del Pozo,

y una administrativa del partido, quienes han estado en dependencias de la Guardia Civil de Tarragona desde su detención y han quedado en libertad a la espera de que a lo largo del procedimiento el juez les cite.

Con todo, se prevé que comparezcan este viernes ante el Juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell el director general de Infraestructures.cat, Josep Antoni Rosell, y los empresarios Xavier Tauler (Copisa), Jordi Soler (Grupo Soler) y Sergio Lerma (Oproler Madrid).

El juez Josep Bosch ha acordado este jueves el ingreso en prisión sin fianza del tesorero de CDC, Andreu Viloca, por diferentes delitos relacionados con supuestos pagos de comisiones ilegales a CDC a cambio de adjudicación de obra pública.

La medida ha sido solicitada por los fiscales anticorrupción Fernando Bermejo y José Grinda, y busca evitar la destrucción de pruebas y por ello el ingreso en prisión se ha solicitado por el Ministerio Público por plazo limitado, es decir, que podría salir en libertad en un plazo breve tras asegurarse los investigadores que dicho peligro de destrucción de pruebas desaparece.

Este jueves la Guardia Civil ha detenido al director de desarrollo de Urbaser en Cataluña, Jordi Durán, que regresaba de un viaje en el Aeropuerto de Barajas de Madrid, y se prevé que se le tome declaración en dependencias de la Guardia Civil en Madrid.