¿Dónde está Pablo Iglesias?... ¿Pablo Iglesias dónde está?

La desaparición momentánea del líder de Podemos provoca la mofa y la indignación de los internautas a partes iguales. Juan Carlos Monedero arremete contra Errejón por la debacle electoral en Madrid

El líder de Podemos, Pablo Iglesias
El líder de Podemos, Pablo Iglesias

La desaparición momentánea del líder de Podemos, Pablo Iglesias. provoca la mofa y la indignación de los internautas a partes iguales. Juan Carlos Monedero arremete contra Errejón por la debacle electoral en Madrid.

No hace falta ser muy sesudo para darse cuenta de que el gran derrotado en las elecciones de ayer fue Unidas Podemos y por ende, Pablo Iglesias Si bien es cierto que su fracaso más sonado fue en el Ayuntamiento de Madrid, donde ni siquiera tiene representación ya, y en la Comunidad de Madrid, donde Isa Serra rozó el 5% mínimo para tener representación, sus resultados en el resto de España también han sido devastadores.

En la región de Madrid, la formación morada pierde nada más y nada menos que 20 diputados; en Castilla y León y Aragón se deja nueve diputados; en Castilla-La Mancha desaparece del mapa... y así en todas y cada una de las autonomías que ayer celebraban elecciones. Con esta carta de presentación, la negociación de un Gobierno con Pedro Sánchez se le antoja complicada a un ambicioso Pablo Iglesias, que ahora no sabe no contesta.

Y no es que ayer, tras ver estos nefastos resultados se explicara mal, no, es que no dio la cara. El líder de la formación morada no salió a la palestra como sí hicieron el resto de líderes políticos para analizar lo ocurrido. Así, vimos a una abatida Isa Serra intentando salvar los muebles por la pérdida de 20 escaños en la Asamblea de Madrid.

Una espantada que provocó mucho revuelo e indignación no sólo de quienes se alegran de esta derrota sino de quienes aún mostraban su confianza en el líder de Unidas Podemos.

El perdedor de la noche fue Pablo Iglesias. Eso se veía venir, pero lo que muchos no entienden y hoy ironizaban con ello, es que no diera explicaciones de ningún tipo ni emita valoración alguna. No es la primera vez que el carismático líder decide hablar un día después que el resto para hacerlo de "forma sosegada y tranquila", pero echar a los leones a Isa Serra tampoco era la solución.

En redes, se tomaban con humor la desaparición momentánea de Iglesias, ya que finalmente compareció hoy ante los medios. Alguno, incluso, argumentaba que si no daba explicaciones era porque el partido le "importa un comino", se "la bufa", le "importa un huevo", se la "trae floja"y se la "suda". Otros se le imaginaban llorando desconsoladamente mientras se seca las lágrimas con la "pasta"que ha acumulado estos años...

Las bromas se multiplicaron a medida que pasaban las horas sin que el líder de Podemos diese la cara. Y aunque todos sabíamos que tarde o temprano lo haría, las redes no perdonan y sus detractores, menos.

Hasta empleo le ofrecieron, pero mientras unos reían, otros mostraban su indignación y su malestar por la actitud de Iglesias y el resto de dirigentes de su partido que ayer no dijeron "ni mú".

Sobre su capacidad para negociar con Pedro Sánchez un ministerio o la investidura del líder socialista como presidente del Gobierno y demás, "ya si eso tal". Porque los milagros se los ha quedado todos el PP.

Otra opción era echarle la culpa a otros, en eso es especialista Juan Carlos Monedero, que aprovechó la coyuntura para arremeter de nuevo contra su objetivo preferido: Íñigo Errejón. El culpable de todos sus males. Tras acusarle de "ambicioso", de "romper podemos"y seguir a las "cloacas", le pregunta directamente a su oponente si le ha merecido la pena.

El candidato de Más Madrid a la Comunidad no ha respondido a semejante mensaje y es muy probable que no lo haga. Sin embargo, otros lo han hecho por él para recordarle que Errejón no se presentaba en todas y cada una de las autonomías donde Unidas Podemos ha sufrido un batacazo electoral. ¿La palabra clave? Autocrítica.