Sánchez llama a Iglesias y se reafirma en su oferta: ni Trabajo, ni Hacienda, ni Transición Ecológica ni Igualdad

El presidente llama al líder de Podemos y le traslada que es su última palabra

El candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo / Foto: Ap
El candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo / Foto: Ap

El presidente del Gobierno en funciones ha llamado al líder de Podemos para transmitirse que ésta es su última palabra, según fuentes de la formación morada.

Pedro Sánchez ha llamado a Pablo Iglesias y le ha confirmado que no está dispuesto a ofrecer competencias ni en Trabajo, ni en Hacienda, ni en Transición Ecológica, ni en Igualdad. El presidente del Gobierno en funciones ha llamado al líder de Podemos para transmitirse que ésta es su última palabra, según fuentes de la formación morada.

Y es que parece que la negociación entre PSOE y Unidas Podemos ha entrado en vía muerta.

Los socialistas han hecho una "última oferta"a los morados y están esperando a que estos se pronuncien sobre si la aceptan o no para poder avanzar en el cierre de un pacto para gobernar conjuntamente. El "moderado optimismo"de los socialistas era aplacado por los morados a primera hora de la tarde que aseguraban que "no había avances"respecto a las propuestas anteriores que les habían lanzado desde Ferraz. Por su parte, los socialistas aseguraban que la oferta "era buena"e incluía un factor diferencia sobre lo hablado hasta el momento. A pesar de enfriar el pacto, desde la formación de Iglesias han querido ser prudentes y han vendido la parálisis de las negociaciones como un "receso"y no como lo que aseguran los socialistas que es: la negociación se ha interrumpido hasta que se pronuncien.


Algo similar a lo que ya ocurrió el domingo. Socialistas y morados se reunieron hasta altas horas de la noche y sobre la mesa quedó una oferta que la formación de Iglesias quiso pensar. La negativa llegaría antes de que arrancara la intervención de Pedro Sánchez el lunes y el tono del secretario general de Podemos en su intervención en el debate de investidura pareció volar todos los puentes. Sin embargo, ayer tras la contundente negativa de 170 votos en contra del candidato socialista, el propio presidente en funciones tomó las riendas de la negociación y urgió a su equipo a realizar movimientos. Carmen Calvo llamó a Pablo Echenique y quedaron en verse esta mañana. Durante la primera parte de la jornada los teléfonos estaban apagados, las agendas despejadas y los equipos inmersos de la negociación. Ahora, se impone el compás de espera a la expectativa de que Podemos decida proseguir o romper la baraja con su negativa.