Política

Memoria con mayúsculas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Llega la hora de la Memoria. Memoria con mayúsculas, y no como mero recurso literario de un Estado de Derecho que da por cerrada su lucha contra el terrorismo, menospreciando el poder propagandístico de los herederos de Batasuna. Los alardes de desmemoria de la izquierda abertzale y la necesidad de no ocultar que la característica diferencial de Euskadi es ETA son argumentos que han obligado a Covite a desarrollar un Mapa de la Memoria, que debería haber sido llevado a cabo por las instituciones.

Hoy es imprescindible que el poder político encauce una respuesta efectiva contra los que envenenan las calles del País Vasco con planteamientos que justifican el noble arte del tiro en la nuca. Sólo una Memoria con mayúsculas, promovida en nombre de la dignidad de todos los demócratas, acabará con la semilla destructora del terrorismo. Pero hasta que ese momento llegue, no descansaremos.

Ni un solo niño, adulto o anciano debería dudar a la hora de condenar los crímenes de ETA, de los GAL, de la Triple A, del Batallón Vasco Español. En Covite no buscamos imponer una visión de la realidad, pero sí destaparemos la realidad que el terrorismo ha construido a golpe de fuego y sangre. Mostraremos cuántos huérfanos han dejado las bombas, qué barrios fueron asolados por las balas, cómo se llamaban quienes fueron vilmente asesinados.

Como asociación de damnificados, estamos dispuestos a poner en riesgo nuestra supervivencia económica con tal de llevar a cabo la misión por la que nos constituimos, que no es otra que la de contribuir a asentar un escenario presidido por la justicia, la dignidad y la Memoria.