Oriol Pujol «delega» sus cargos temporalmente

El número 2 de CDC, Oriol Pujol, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado que delega sus cargos, aunque mantendrá su acta de diputado.
El número 2 de CDC, Oriol Pujol, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado que delega sus cargos, aunque mantendrá su acta de diputado.

Oriol Pujol ha «delegado» sus cargos de secretario general del partido y de presidente de CiU en el Parlament, pero no su escaño, tras ser imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por la trama de las ITV.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha anunciado que imputa a Oriol Pujol, hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, por el caso de las ITV, es decir, por por su supuesta vinculación con una trama de empresarios y cargos de la Generalitat para amañar la adjudicación de estaciones de ITV en Cataluña, que no llegó a consumarse.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, el alto tribunal catalán se ha declarado competente para asumir esta causa.

Tras conocerse la imputación, Oriol Pujol convocó una rueda de prensa en la sede de CDC para valorar las consecuencias de su imputación. El número 2 de CDC ha anunciado que delega sus cargos de secretario general del partido y de presidente de CiU en el Parlament, aunque mantendrá su acta de diputado.

Así lo ha anunciado en una comparecencia ante los medios de comunicación en la sede de CDC, flanqueado por el vicesecretario de Coordinación Institucional de CDC, Lluís Corominas, el secretario de Organización, Josep Rull y el portavoz parlamentario de CiU, Jordi Turull, los tres dirigentes que de momento asumirán las funciones de Pujol.

Oriol Pujol, el único de los siete hijos del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol que ha hecho carrera política, fue, entre los años 2000 y 2003, secretario general del departamento de Industria, Comercio y Turismo, etapa en la que, por su cargo, se encargó entre otros asuntos de la reordenación del mapa de las ITV.

En la investigación judicial, que se inició en verano de 2011 a raíz de unas conversaciones intervenidas en el llamado "caso Campeón", la juez de instrucción que ha elevado el caso al TSJC buscaba averiguar si la trama de empresarios y cargos de la Generalitat imputados trataron de influir para alterar en su beneficio un concurso de adjudicación de estaciones de ITV que estaba recurrido ante los tribunales.

Según se desprende de la investigación, Oriol Pujol tuvo contactos con dos de los imputados en la trama, cuyos integrantes se referían al secretario general de CDC con el nombre de "Zumosol"o con sus iniciales O.P. en sus conversaciones telefónicas, que tenían intervenidas.

En la causa de las ITV están imputados, por los delitos de tráfico de influencias y falsedad documental, entre otros, el exnúmero 2 de la Diputación de Barcelona, Josep Tous -cuya ratificación en el cargo quedó en suspenso al destaparse el caso-, el subdirector de Seguridad Industrial de la Generalitat, Isidre Masalles, y los empresarios Ricard Puignou, Sergi Pastor y Sergi Alsina.

Unos días después, el 27 de febrero, Oriol Pujol, reiteraba ante el Parlament que dimitiría si finalmente era imputado por la trama de las ITV.

"Más me vale la injusticia, incluso conmigo mismo, que no hacer nada. (...) Que nadie se esconda detrás de la bandera, yo tampoco", ha dicho Pujol en sede parlamentaria durante la intervención de CiU en la comparecencia de Artur Mas para explicar su paquete de medidas contra la corrupción.

Pujol se pronunció en este sentido después de sugerir hace un par de semanas que se apartaría de su cargo porque nadie debe "representar una molestia"para el proyecto soberanista que ha emprendido el gobierno catalán.