El Consejo de Estado dice que la ley del referéndum es inconstitucional «en grado máximo»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy

El Consejo de Estado considera que la ley de referéndum aprobada ayer por el Parlament es inconstitucional "en grado máximo"y también subraya que la convocatoria de la consulta infringe igualmente la Carta Magna porque es competencia exclusiva del Estado.

El Consejo de Estado considera que la ley de referéndum aprobada ayer por el Parlament es inconstitucional "en grado máximo"y también subraya que la convocatoria de la consulta infringe igualmente la Carta Magna porque es competencia exclusiva del Estado.

Así consta en los dictámenes redactados por el máximo órgano consultivo del Estado en los que encuentra fundamentos jurídicos para los recursos del Gobierno al Tribunal Constitucional contra todas las resoluciones para convocar el referéndum.

En el dictamen sobre la ley del referéndum, el Consejo de Estado advierte de que el Parlament "carece de toda competencia"para regular y convocarlo, porque dicha convocatoria debe ser autorizada por el Estado y regulada por las Cortes Generales.

Además considera que el procedimiento por el que ayer se aprobó esta norma "vulneró el derecho fundamental de participación política"que se recogen tanto en la Constitución como en el Estatuto de Autonomía catalán.

El dictamen sobre la convocatoria del referéndum señala que el decreto de la Generalitat incurre en los mismos "vicios"apreciados con la ley aprobada por el Parlament, y en concreto cita la vulneración de los artículos de la Constitución que dan al Estado la competencia exclusiva para autorizar la consulta.

Nada más aprobarse en el Parlament de Cataluña la Ley del Referéndum, tras la votación realizada en torno a las 21:30 horas de anoche, el Gobierno remitió al Consejo de Estado la solicitud del preceptivo dictámen, con carácter de urgencia, para recurrirla ante el TC.

A lo largo de la noche, el Ejecutivo ha solicitado asimismo, también con carácter de urgencia, dictámenes sobre el resto de decisiones en torno al referéndum que aprobó el Parlament, así como el del decreto de convocatoria del 1-O, que firmaron el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y sus consejeros poco antes de las 23.30 horas.

La urgencia reclamada por el Gobierno ha obligado a trabajar durante toda la noche a los letrados de la Sección Primera del Consejo de Estado, que preside Landelino Lavilla y entiende de los asuntos procedentes de la Presidencia del Gobierno y de los ministerios de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales y de Asuntos Exteriores y Cooperación, así como los temas relativos a conflictos sobre la autonomía local.

Efe