Ruz rechaza citar a Rajoy al ver interés «extraprocesal» en las acusaciones

El ex tesorero del PP Álvaro Lapuerta tendrá que declarar pese a su enfermedad

El juez Ruz, entra en la Audiencia en una imagen de archivo
El juez Ruz, entra en la Audiencia en una imagen de archivo

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha rechazado de forma tajante la petición efectuada por una de las acusaciones particulares personadas en la causa de los «papeles de Bárcenas», en la que se investiga una presunta contabilidad B en el Partido Popular, de que se cite a declarar, en calidad de testigos, al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal –estos dos últimos ya comparecieron –.La misma decisión adopta respecto a la solicitud de declaración de Ángel Acebes, Federico Trillo, Teófila Martínez, Pedro Arriola o Miguel Blesa, entre otros.

Ruz considera que en la solicitud de la Asociación de Abogados Demócratas de Europa, representada por el abogado Mariano Benítez de Lugo, y de Manos Limpias, de que citase a Rajoy no hay «elementos de convicción suficientes que determinen la necesidad, razonabilidad y proporcionalidad» como para acoger tal pretensión. Pero, además, pone de relieve que en la motivación de las acusaciones se puede adivinar un interés que no es estríctamente jurídico, sino que, por el contrario, su «legitimidad no puede ser reconocido en la tramitación de un procedimiento judicial, sin perjuicio de la relevancia o interés extraprocesal que pudiere poner de manifiesto al respecto».

Junto a ello, el instructor del procedimiento entiende que esas declaraciones se rechazan porque no son «necesarias» para el esclarecimiento de los hechos investigados en este procedimiento, «bien por resultar redundantes con otras ya practicadas –como ocurre con las de María Dolores de Cospedal y Arenas–, bien por exceder del ámbito temporal que razonablemente pudiere delimitar la prescripción de los delitos en que pudieren traducirse los hechos ligados a los apuntes contables investigados o bien por apartarse claramente del objeto de la instrucción».

En cambio, el juez Ruz sí ha citado a declarar como imputado, el próximo cuatro de noviembre, al ex tesorero del Partido Popular Álvaro Lapuerta. Y ello, pese al último informe emitido por los médicos forenses de la Audiencia Nacional, el pasado 23 de septiembre, en el que se ratificaba que Lapuerta «continúa sin reunir las condiciones necesarias para realizar una declaración compleja ante la autoridad judicial». En ese informe médico se admite una mejoría en el aparato motor, lenguaje, pensamiento, concentración y cálculo.

Al respecto, el instructor señala que, pese a ese estado de salud, debe «dársele la posibilidad de ofrecer las explicaciones» que considere oportunas sobre las acusaciones de Bárcenas de que tenía pleno conocimiento de la existencia de una contabilidad B en el PP.

Además, deberá realizar una prueba caligráfica para que los peritos puedan determinar si su firma consta en los márgenes de esos documentos aportados por Bárcenas.

En esa misma resolución, Ruz acuerda también que la Unidad de Auxilio de la Intervención General del Estado, previo examen de la contabilidad del PP y de la declaración de Bárcenas, realice un informe sobre los registros contables existentes referidos a la adquisición de los locales para la sede del PP en La Rioja y otro sobre un embargo de 160.000 euros por una deuda del PP de Pontevedra, «y su significado en orden a la existencia del referido embargo y sus contrapartidas de pago y compensación entre sedes».

Cuentas de Bárcenas

Por otro lado, el instructor ha comprobado, a raíz de la documentación enviada por las autoridades suizas, que dos apuntes contables que figuran en los «papeles de Bárcenas» y que supuestamente corresponden a sendos «donativos» recibidos por el PP coinciden exáctamente con dos ingresos realizados en una cuenta bancaria del país helvético de la que era titular el ex tesorero popular. Así, en la «contabilidad» que aportó Bárcenas figuran dos entradas del equivalente a 30.056 euros y 120.000 euros, en enero de 2001 y junio de 2003, respectivamente, y, simultáneamente, dos ingresos en una cuenta de Zurich de 30.050,61 y de 120.000 euros, realizados el 31 de enero de 2001 y el 30 de junio de 2003.