Sánchez propone dejar al Congreso sin vacaciones para tener Gobierno en diciembre y Presupuestos en febrero

El candidato del PSOE quiere habilitar el mes de enero, tradicionalmente inhábil, para aprobar el techo de gasto, paso previo a las cuentas públicas

El candidato del PSOE quiere habilitar el mes de enero, tradicionalmente inhábil, para aprobar el techo de gasto, paso previo a las cuentas públicas.

No hay tiempo que perder. Tras cinco meses de impasse, Pedro Sánchez quiere trasladar la imagen de que la maquinaria está engrasada para empezar a funcionar cuanto antes. Siguiendo el ejemplo de su colega, el socialista Antonio Costa que ha sido capaz de formar gobierno en Portugal "en 48 horas", el candidato socialista presentará este domingo en Madrid un "plan antibloqueo"con "fechas, contenidos, políticas y gobernabilidad"para desatascar la situación. En una entrevista en "El Programa de Ana Rosa"esta mañana, Sánchez ha avanzado que su vocación es tener gobierno "cuanto antes, en diciembre"y que para eso está dispuesto a dejar a los diputados sin vacaciones de Navidad, habilitando los meses de diciembre y enero.

Las Cortes se constituyen el próximo 3 de diciembre y el líder del PSOE quiere que los esfuerzos se extremen para alumbrar un Ejecutivo ese mismo mes. Que sus señorías no se vayan de vacaciones sin dejar resuelta la gobernabilidad. De esta forma, en enero -que tradicionalmente es inhábil- se trabajaría también para aprobar el techo de gasto, el paso previo para los Presupuestos Generales del Estado. En una entrevista reciente en LA RAZÓN, la propia ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, alertaba del riesgo que suponía no tener los Presupuestos aprobados en febrero, porque habría "dificultades con las nuevas figuras impositivas que se deben aplicar para tener mayores ingresos".

Sánchez cuenta, por tanto, con dejar de estar en funciones en diciembre, fecha para la que ha comprometido importantes medidas como la revalorización de las pensiones. Una subida que genera dudas sobre si se puede llevar a cabo en funciones. En este sentido, el líder socialista ha defendido que los "pensionistas no pueden ser las víctimas ni los paganos del bloqueo político".