Política

Santamaría apela en el País Vasco al diálogo y al acuerdo sin imposiciones

La vicepresidenta ha participado este lunes en la toma de posesión de Javier de Andrés como nuevo delegado del Gobierno en Euskadi

La vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que los ejecutivos español y vasco “están llamados a ejercer la corresponsabilidad desde la cooperación y la lealtad”.

Publicidad

La vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que los ejecutivos español y vasco “están llamados a ejercer la corresponsabilidad desde la cooperación y la lealtad”. Además, tras destacar que “todos somos Estado”, ha afirmado que no se debe observar al “otro” como “el origen de los problemas”, sino “como un interlocutor imprescindible para encontrar soluciones”.

Sáenz de Santamaría ha participado este lunes en la toma de posesión de Javier de Andrés como nuevo delegado del Gobierno en Euskadi, en un acto en el que también ha estado presente el portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, así como numerosos representantes políticos e institucionales y también Carlos Urquijo, al que sustituye el expresidente del PP de Alava.

La ‘número dos’ del gabinete de Mariano Rajoy y Erkoreka, junto a otros dirigentes del PP y del Gobierno autonómico, han mantenido un breve encuentro antes de la ceremonia y también han conversado durante unos minutos tras los discursos protocolarios.

La toma de posesión de Javier de Andrés como nuevo delegado del Gobierno, en sustitución de Carlos Urquijo, se produce en un momento en el que se mantienen las diferencias entre los ejecutivos central y vasco por los recursos interpuestos por el gabinete de Mariano Rajoy contra leyes vascas.

Publicidad

El relevo de Urquijo ha sido interpretado desde algunos sectores como un gesto del Ejecutivo central al Gobierno para facilitar las relaciones y un eventual apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado.

En su discurso, Sáenz de Santamaría ha asegurado que “el Gobierno de España, el Gobierno vasco, los entes locales y forales, todos somos Estado”.

Publicidad

«Sin adhesiones ni imposiciones»

La vicepresidenta considera que las pasadas elecciones generales y vascas “han marcado el diálogo como método de trabajo y el acuerdo, como marco definidor de la política”. A su juicio, esto es algo que hay que ejercer “en todos los foros”. “Cada uno con su propia voz, sin adhesiones ni imposiciones; pero contribuyendo con franqueza a un debate público que nos reclaman los ciudadanos”, ha manifestado.

Sáenz de Santamaría ha agradecido la labor desarrollada por Urquijo al frente de la Delegación del Gobierno en el País Vasco, y en defensa de “los derechos y las libertades de todos”. Según ha afirmado, Urquijo “ha ayudado, en unos años complicados, a trabajar por la recuperación de la economía y por la concordia”. “Espero que pueda seguir haciéndolo cerca del Gobierno en próximas etapas”, ha añadido, sin ofrecer más detalles.

En el caso de Javier de Andrés, ha ensalzado su “firmeza en los principios y valores”, junto a su “amabilidad en el tono” y su “serenidad y tranquilidad” a la hora de afrontar “retos”. Además, ha subrayado que se trata de una persona que “aúna el sentido de Estado con una profunda vocación foral”.

Por ese motivo, ha confiado en su capacidad “para demostrar que el Gobierno de España también es el Gobierno de los vascos y para los vascos”, una labor para la que actuará como “la voz y los oídos” de la Administración central en Euskadi.

En su intervención, De Andrés se ha referido, aunque sin citarlas expresamente, a las discrepancias entre ambas administraciones por los recursos interpuestos desde el Ejecutivo central contra numerosas leyes y normativas aprobadas por las instituciones vascas.

“Nadie que actúe con lealtad a los acuerdos de las cámaras legislativas puede ver como un problema la demanda de su cumplimiento. Por el contrario, el conflicto surge de su vulneración”, ha advertido.

Publicidad

De todas formas, ha mostrado su “compromiso de colaboración” con las administraciones vascas. “La sociedad nos conmina al acuerdo, y en ese objetivo debemos de fijar nuestras metas. Tenemos puntos en común y los debemos de fomentar; Todos somos Estado y todos necesitamos del éxito general”, ha añadido.

También se ha comprometido a defender a las víctimas del terrorismo “frente a cualquier menosprecio o humillación, particularmente de los que pudieran proceder de las administraciones locales”. Según ha dicho, las víctimas del terrorismo “requieren de una especial protección porque han padecido crímenes que han sido amparados y jaleados por una parte de la población”, algo que --según ha dicho-- “las distingue de otras víctimas y las hace más vulnerables y más sensibles a la ofensa de su honor”.