¿Quién es Alex Reyes, el hijo del que reniega Pepe Navarro?

Actor, Showman, modelo, el hijo que Yvonne Reyes atribuye al presentador, se estrena como Superviviente, reivindicando sus apellidos en entredicho.

Alejandro Reyes, noveno concursante de 'Supervivientes'
Alejandro Reyes, noveno concursante de 'Supervivientes'Instagram

A pesar de haber protagonizado desde su nacimiento la crónica del corazón, a sus 19 años, el supuesto hijo que Yvonne Reyes tuvo con el presentador Pepe Navarro, es un auténtico desconocido para el gran público. Esta noche, se lanzará desde el helicóptero en Honduras dando comienzo no sólo a su aventura en Cayo Cochinos, sino también a su debut en la jungla de famosos a la que pertenece desde su polémica llegada al mundo.

Si hasta ahora, su madre, Yvonne Reyes, había conseguido proteger su intimidad, esta noche, tras su inmersión en aguas caribeñas, Alex se bautiza ante los medios reivindicando sus apellidos, siempre en entredicho. Y es precisamente ese desconocimiento del gran público, lo que confiere un gran atractivo a la participación en el concurso de Alex Reyes, el hijo del que sigue renegando Pepe Navarro pese a haberle sido atribuida su paternidad.

Poco se sabe de él más allá de ser el protagonista indirecto de la larga lucha judicial que viven sus progenitores. Desde que la guapa presentadora hiciera público, cuando él tenía 9 años, que Pepe Navarro era su padre biológico, ha vivido sin la certeza de sus orígenes.

¿Mamá, quién es mi padre?-cuentan que le dijo a su madre hace apenas un año, cansado de pruebas de ADN, detectives y demandas de paternidad. Ahora, aún cuando la paternidad de este joven sigue en entredicho y ocupando titulares, reclama su derecho a ser famoso por sí mismo y se enfrenta, por primera vez, al escrutinio público.

Yvonne Reyes y Pepe Navarro comenzaron una relación clandestina en 1994 que se alargó durante años.

La confesión realizada por la venezolana en la revista !Hola!, asegurando que el padre de su hijo Alejandro era Pepe Navarro, ponía fin a años de rumores pero abría un sinfín de preguntas entre los periodistas y aún más, acusaciones y descalificaciones, entre sus protagonistas.

¿Qué tipo de relación mantuvieron el periodista y la modelo?, ¿Cuántos años estuvieron juntos?, y.. ¿ Por qué, después de tanto tiempo, la venezolana lo hacía público? .

Pepe Navarro e Yvonne Reyes se conocieron a principios de 1994, cuando coincidieron trabajando juntos en el programa “El gran juego de la Oca”, que Navarro presentaba y en el que la venezolana trabajaba como azafata de imagen. La química entre ellos fue inevitable, tal y como confirmaron muchos de los que compartieron con ellos noches de plató. Sus risas, sus miradas y su tonteo atravesaban la pantalla y no se ocultaban entre bambalinas, dónde según llegó a afirmar Miguel Temprano en sede judicial, daban rienda suelta a su pasión sin importarles quién les viera. El paparazzi, que entonces trabajaba en el programa, aseguró haberles visto hacer el amor desde las tramoyas del plató.

Yvonne Reyes
Yvonne Reyes

Fue una relación tan pasional como clandestina, que se alargó en el tiempo, sin que ninguno de los dos pudiera reclamar al otro algo más que aquellos encuentros ocasionales. Pepe, vivía en pareja por aquel entonces con Eva Zaldívar, madre de dos de sus hijos, Andrea y Marlo. La pareja se separaría en 2004, al descubrirse las infidelidades del comunicador con Yvonne Reyes y otras mujeres, según confesó años más tarde Eva Zaldívar.

Cuando rompieron, el periodista saboreaba el éxito presentando el mítico late night, “Esta noche cruzamos el Mississippi”: “Sus horarios empezaron a no cuadrar con los míos, nuestro hijo era muy pequeño y todas las noches me llamaban a casa diciéndome cornuda mientras que Pepe salía”, confesó Zaldívar.

Fue entonces cuando descubrió el affaire que su pareja mantenía con la atractiva modelo venezolana, quien visitaba el programa de Pepe con asiduidad, flirteando ambos sin disimulo en pantalla. Eva dio un golpe en la mesa y puso fin a su relación con el padre de sus hijos. Abandonó la casa conyugal y durante un largo tiempo estuvo enfrentada con el presentador, luchando por la pensión de sus hijos y por recuperar su dignidad. Las imágenes de una Eva Zaldívar, extremadamente delgada y desmejorada, en los años posteriores a la separación daban muestra del sufrimiento que padeció aquellos años. Por aquel entonces, Yvonne era madre soltera de un niño de apenas cuatro años, Alejandro, sobre cuya paternidad negaba a pronunciarse. Eso sí, aseguraba que era una persona muy poderosa, alimentando las incógnitas y rumores.

Fue en 2012 cuando la justicia atribuyó en una sentencia la paternidad del hijo de Ivonne Reyes a Pepe Navarro, que entonces se negó a realizarse la prueba de ADN. “Cometí el error de no hacerme la prueba, lo asumí y asumí el castigo. Lo que era un castigo extra era ver a esta señora en televisión descalificando, mintiendo e insultado permanentemente”, se arrepintió, después, el presentador.

Ahora, siete años después de que un juez le declarara padre biológico del hijo de Yvonne Reyes, el presentador que habría conseguido unas pruebas biológicas que demostrarían que no es su padre, le ha ofrecido a Alex realizarse de nuevo la prueba juntos. Lo hizo el mismo día que el joven cumplía la mayoría de edad, a través del periodista Saúl Ortiz, quién transmitió el mensaje en La mañana, de Televisión Española. “Tengo un mensaje para Alejandro, de parte de Pepe Navarro. Pepe Navarro quiere decirle a su hijo que ahora que ha cumplido 18 años le espera para ir a hacerse las pruebas de ADN juntos. Y si las pruebas biológicas confirman, reafirman la decisión judicial, no le faltara un padre jamas en la vida”, dijo el colaborador.

T5 deberá indemnizar con 270.00 € a Pepe Navarro por atribuirle infidelidades
T5 deberá indemnizar con 270.00 € a Pepe Navarro por atribuirle infidelidades

Dado que el asunto de la paternidad ya está juzgado y la sentencia parece inamovible, el presentador utilizó a su primogénita, Andrea, para interponer una nueva demanda en su nombre que le permitiera demostrar que no es hermano de la hija que tuvo con Eva Zaldívar. Para ello, a través de un detective, consiguieron una muestra de ADN del menor e hicieron una prueba que supuestamente demostró que no compartían la misma carga genética. Fue entonces cuando Yvonne, enterada de lo que sucedía a sus espaldas, interpuso una demanda contra Andrea por haber obtenido de forma ilícita muestras biológicas de su hijo Alejandro. Demanda que fue desestimada.

Pero lo peor aún estaba por llegar ya que tras tener conocimiento de que el resultado de la prueba entre los supuestos hermanos había sido negativo, Yvonne decidió contratar los servicios de un detective para confirmar, con absoluta discreción, si su hijo es o no de Pepe Navarro.

Según publicaba Informalia, citando como fuente al propio periodista, “Ivonne Reyes contrató en setiembre de 2017 los servicios de unos detectives para que siguieran y obtuvieran algún objeto de Pepe Navarro que pudiera ser analizado para tomar datos de su ADN. Sostiene el presentador que esas muestras fueron llevadas a un laboratorio en diciembre de 2017. De acuerdo con la versión de Navarro, después, Ivonne y su hijo Alejandro se hicieron a su vez pruebas en el mismo laboratorio para asegurarse definitivamente. Los resultados habrían sido que Alejandro no es hijo biológico de Pepe Navarro y así fueron informados”

Según informó entonces el medio citado, Pepe Navarro, que asegura que no dio su consentimiento para hacer las pruebas, supo el resultado invocando “su derecho a que el laboratorio le informara de estar manejando algo tan personal como es su propio ADN”.

¿Y quién es, Alex Reyes?

Desde que supuestamente Yvonne descubriera que Pepe no es el padre biológico de su hijo y se enfrentara a la terrible pregunta del adolescente, ¿Mamá, quién es mi padre?, todo ha cambiado en la vida de los Reyes. Decidieron instalarse en Miami, poco después de la muerte de David Reyes, el hermano favorito y representante de Yvonne. En la ciudad caribeña, la presentadora empezó a recuperarse de la trágica muerte de su hermano apoyándose en un nuevo amor, con quién anunció una boda que se celebrará, en principio, este año.

View this post on Instagram

Do I wanna know?

A post shared by 𝐀𝐥𝐞𝐱 𝐑𝐞𝐲𝐞𝐬 (@aleexreyest) on

También Alejandro empezó una nueva vida sin renunciar a la llamada de sus genes, aún cuándo estos fueran cada vez más confusos. Atraído por el mundo de la interpretación y el entretenimiento, empezó su deambular en busca de una oportunidad por castings que, de momento, le han abierto las puertas a las pasarelas de moda.

La genética le ha proporcionado un bello rostro que da pocas pistas sobre quién puede ser su padre. El chico es un clon de su madre, su carga genética ha sido la predominante: labios sensuales, nariz marcada, ojos oscuros y tez morena. Sus esfuerzos en el gimnasio han dado unos resultados espectaculares. Aunque aún está en plena adolescencia, luce marcados abdominales, un cuerpo delgado pero bien musculado y tiene altura suficiente para hacerse un hueco en las pasarelas.

Con estos atributos y ante la atenta mirada de su madre, debutaba como modelo en Nueva York desfilando para Michael Kors y continuaba su trayectoria para diseñadores internacionales en Miami. Quienes le vieron aseguran que a pesar de su inexperiencia, Alejandro se mostró muy seguro y disfrutó de la experiencia. Aún así, el joven no abandona su sueño de llegar a ser actor y conseguir el éxito en la industria del cine. En sus redes sociales, se presenta como showman y actor aunque aún no haya constancia en las mismas de que haya debutado en la gran pantalla o en algún escenario.

De hecho, en uno de sus últimos post en Instagram, cuyo perfil no refleja el apellido de su padre legal y se presenta como Alex Reyes, podemos verle dando muestras de su faceta como actor. El vídeo, en inglés, es una especie de presentación de cara a su participación en Supervivientes, lo que parece indicar que se muestra más interesado en captar a la audiencia angloparlante que a la española.

Hoy, en Supervivientes, empezaremos a conocer a este joven que promete dar buenos momentos a la audiencia, que se plantea este reto pese a las reticencias de su madre y que busca un lugar en el mundo de la televisión y el espectáculo. Un joven, que ya ha renunciado a su apellido paterno, aunque su madre continúe una encarnizada lucha para que pueda esgrimir el apellido Navarro con la cabeza muy alta.

Yvonne acaba de denunciar a Navarro por impago de la pensión alimenticia y el presentador alegará que Alejandro ya es independiente económicamente.

El intercambio de acusaciones, demandas y ataques entre los que fueran amantes, Pepe e Yvonne, se prolonga desde hace años ya que aunque, a priori, la venezolana ha salido vencedora al ser reconocida legalmente la paternidad, el presentador no está dispuesto a tirar la toalla y quiere demostrar que no es su padre. De momento, no ha pagado la manutención, motivo por el cual la semana pasada, la venezolana acudía a los juzgados para denunciar a su ex por impago de pensiones. Un delito que acarrea penas de cárcel y al que el periodista se enfrenta en un momento óptimo, coincidiendo con la entrada de Alejandro en Supervivientes.

Ahora que Alejandro es mayor de edad, no estudia y tiene ingresos económicos, el periodista podrá evitar en adelante el pago de su manutención, aunque podría ser condenado a pagar con carácter retroactivo, y sí así lo solicita Yvonne, al pago de una pensión alimenticia desde su nacimiento, ya que este tipo de pensiones no prescriben. En juego, hay no sólo la verdad, sino una enorme cantidad de dinero dado el abultado patrimonio que ha amasado el presentador durante sus años como estrella indiscutible de la televisión.