Belén Esteban, a “dos velas" por su ruinoso negocio

La “princesa del pueblo” ofrecía en su tienda online velas de lujo a casi cuarenta euros la pieza, un precio desorbitado para la legión de “belenistas”

Se las prometía felices con el negocio que montó a principios de año. Belén Esteban ofrecía en su tienda online: velas de lujo a casi cuarenta euros la pieza, un precio desorbitado para la legión de “belenistas”. Y sucedió lo que muchos auguraron, que la escasa rentabilidad del negocio ha derivado en que las velas se vendan ahora a una tercera parte del costo inicial, exactamente entre diez y quince euros.

Dicen que la pueblerina princesa se ha llevado una gran desilusión ante tamaño fracaso. Ya se veía como la nueva Mar Flores de las ventas por Internet, como la alumna mediática de Agatha Ruiz de la Prada, pero la realidad le ha devuelto los pies en la tierra dándose cuenta de que, como empresaria, tiene mal futuro. Vamos, que se queda, nunca mejor dicho, a “dos velas”. Cero beneficios y frustración absoluta.