Egos TV

La herencia envenenada de los Matamoros

El veterano colaborador asegura que su guerra económica con su última esposa tiene como único fin proteger la herencia de sus cinco hijos. Según él, los Matamoros lucharán por la deuda de 600.000 euros que Makoke reconoce en documento notarial a su ex.

Kiko Matamoros y Makoke en 2017.
Kiko Matamoros y Makoke en 2017.

Aunque hay quienes cuestionan la fortuna de Kiko Matamoros, el colaborador asegura que sus cuentas estarían saneadas si lograra recuperar lo que es suyo y que, a día de hoy, sigue a nombre de Makoke. Matamoros ha defendido que la guerra económica que mantiene con su última esposa en los tribunales y ante Hacienda, tiene como objetivo dejar una herencia equitativa para sus cinco hijos. Pero...¿a cuánto ascendería esta herencia a día de hoy?.

Por ese motivo y ante las dudas de María Patiño, el madrileño no ha tenido reparos en hacer públicas sus finanzas y el dinero que le adeuda su última esposa a cuyo nombre están todas las propiedades de la pareja, con el objetivo de que éstas no fueran embargadas para saldar sus deudas con Hacienda. Pero tras el fin del matrimonio, en régimen de separación de bienes, Matamoros trata de derivar la deuda a Makoke demostrando que, a pesar de que el 100% del chalet de La Finca estaba a nombre de la madre de Anita Matamoros, él se hacía cargo del pago de la hipoteca.

“Hay dos propiedades. Un dúplex en Majadahonda y la casa de La Finca. Las dos propiedades pueden tener ahora mismo un valor de mercado aproximado a los 3 millones de euros. La deuda de la casa de La Finca debe estar, no lo sé… Se constituyó con un préstamo de 1.200.000 euros de hipoteca. Se lleva 10 años pagando esa hipoteca, aunque hubo dos años que creo que se le aplicó la carencia y solo se pagaron intereses. Pon que esté en un millón de euros. De la otra casa se deben 100.000 euros”, explicaba Matamoros a sus compañeros de Sálvame.

Pretende saldar la deuda con Hacienda, de más de 800.000, con las casas a nombre de Makoke.

“Hacienda reclama 800 y pico mil, no el 1.200.000 que se ha dicho, porque eso fue hace cuatro años. En total serían unos 2 millones de deuda frente a 3 de patrimonio. Yo tengo un documento protocolizado ante notario donde se me reconoce una deuda sobre la casa de la Finca de aproximadamente 600.000 euros. Eso es lo que quiero que hereden mis hijos. Y eso es lo que quiero que se reparta entre los cinco el día que corresponda. Si la casa se vende me lo tienen que dar a mí”.

Este documento notarial, firmado entre Makoke y Kiko tras su separación, en el que la primera reconocía que Matamoros había aportado 600.000 euros para la compra del chalet de La Finca, podría complicar mucho las cosas a la modelo malagueña. Por un lado, venda o no la casa, Matamoros pretende que Hacienda se cobre de ahí el 75% de lo que adeuda: “Tengo ese reconocimiento de esa cantidad, con lo cual si eso (las casas) no se vendieran, si no me pagan con eso me tiene que pagar con lo otro. Por otro lado, ella tiene presentada una demanda para que se le anule la derivación de la responsabilidad. A mí me daría exactamente igual. Con ese papel puedo ir a Hacienda y decir: ‘Vayan ustedes cobrando de aquí que hay un reconocimiento de deuda. Y por tanto podría ejecutar esa casación”.

Makoke, en una imagen reciente de su Instagram
Makoke, en una imagen reciente de su Instagram FOTO: La Razón (Custom Credit)

600.000 euros a repartir entre sus cinco hijos

Esos 600.000 euros que Makoke reconoció ante notario que le debía a Matamoros es la herencia que pretende que se repartan equitativamente sus cinco hijos, cuatro habidos de su matrimonio con Mariam Flores, y a Anita, la única hija que tuvo con la ex azafata del Telecupón. Una herencia envenenada en el caso de que la ex pareja no consiga resolver sus diferencias económicas en vida del colaborador teniendo en cuenta la pésima relación de Makoke con los sobrinos de Mar Flores.

Aún así, y al margen de lo que resuelvan los tribunales sobre este asunto, la mejor herencia que deja Matamoros a sus hijos es su apellido, del que ya viven sin problemas, al menos, tres de sus vástagos: Laura Matamoros, Diego y Anita.