Gente

Reina Letizia: Mallorca y la incógnitas sobre su ausencia en el funeral de su abuela

La consorte fue la gran ausente en el último adiós a su abuela Menchu; fue una decisión meditada, para no fagocitar un acto familiar e íntimo

La Reina Letizia
La Reina LetiziaChema ClaresGTRES

Hoy, a las 21.30 horas, la Reina Letizia reaparecerá en Mallorca después de haber llegado a Marivent por una puerta lateral del palacio. Sin hacer ruido. Presidirá la ceremonia de clausura de la undécima edición del Atlàntida Mallorca Film Fest, una gala en el patio del Centre Cultural La Misericòrdia, en el Casc Antic de Palma. No será la primera vez que Doña Letizia asista a esta cita con el séptimo arte en la Isla. Ya lo hizo en el año 2019. En aquella ocasión, presidió la inauguración del certamen en un un escenario único, el Castell de Bellver. Su aparición se mirará aún más con lupa que habitualmente.

Se espera que el luto esté presente en alguno de esos símbolos con los que le gusta hablar a la esposa de Felipe VI (y a la Casa). Ha sido esta una dura semana para ella. El pasado 27 de julio fallecía su abuela paterna, Menchu Álvarez del Valle, a los 93 años, en su casa de Ribadesella. Era consciente del run-rún mediático que iba a conllevar no asistir al funeral, pero así lo decidió. «Es un asunto privado de una persona que no forma parte de la Familia Real», afirmaron desde Zarzuela. ¿Estaba fuera de España con sus hijas visitando Gales como haría cualquier familia previamente a mandar a los suyos a un internado? ¿Simplemente era su semana de asueto, ya que nunca tuvo programado nada durante el viaje de Felipe VI a Perú? ¿O tal vez no quiso fagocitar un acto íntimo? Nunca lo sabremos.

La familia de la Reina Letizia en el último adiós a su abuela FOTO: Óscar Ortiz Europa Press

Lo cierto es que la distancia no es problema para una familia que se mueve en los Falcon del Grupo 45. Fue una decisión meditada.El pasado verano, en los Premios Nacionales de Diseño e Innovación que convocó el Ministerio de Ciencia y que se entregaron en Valencia, la Reina lució un espectacular traje de color rojo. La Prensa tituló con que había reciclado por tercera vez su diseño de tirantes y escote «halter». Ninguna cabecera del «life style» ni del «cuore» patrio dio con el misterioso autor del modelo y nadie pudo dar su precio. Tampoco que en la categoría de Innovación destacó el premio a la Gran Empresa otorgado a Porcelanosa Grupo AIE, mientras que, en el ámbito del Diseño, se reconoció la labor de Marisa Gallén en la modalidad Profesionales y la empresa Point en la modalidad de Empresas. Los que conocen a Doña Letizia saben que está cansada de que sus looks eclipsen los eventos, pero con los años lo ha ido asimilando y lo ve como una manera de poner el foco en citas que, de otra manera, no tendrían proyección. Está vez lo tenía claro. El entierro de su querida abuela no necesitaba más proyección y debía realizarse en la intimidad. No acertó, pero fue fiel a sus convicciones.