El hermano «secreto» de 007

Harry Craig combina su trabajo de camarero con su incipiente carrera como «modelo alternativo»: los desnudos y los posados fetichistas son su fuerte

Para la gran mayoría de la gente, el debutante como modelo Harry Craig es un auténtico desconocido. Aún no ha hecho muchos trabajos y no se dedica precisamente a un modelaje convencional. Sin embargo, su hermano, Daniel Craig, es uno de los actores más aclamados de Hollywood, especialmente, desde que se consagró al convertirse en el actual James Bond. El actor británico, a sus 46 años, ha obtenido una auténtica fortuna gracias a sus películas del agente 007 y se espera que los dos próximos largometrajes de este personaje recauden alrededor de 31 millones de euros. Mientras tanto, su medio hermano se intenta abrir camino en el mundo de la moda con un caché que nada tiene que ver con el del actor.

Dos polos opuestos

El joven Harry Craig tiene 23 años y es polifacético. Trabaja como camarero a tiempo parcial y ha hecho sus pinitos como modelo posando para algunas publicaciones. Las imágenes en las que aparece son variadas, poco convencionales y dependiendo del tipo de fotografía varía su salario, aunque éste no pasa de los 36 euros la hora. Lo cierto es que no está claro si Harry no ha sabido o no ha querido explotar su parentesco pero, probablemente, si lo hiciera sus trabajos estarían mejor pagados.

La relación entre los dispares hermanos Craig viene de padre –ambos son hijos de Tim Craig–, por lo que parece que el evidente desfase de «sex-appeal» entre sus dos retoños habría que atribuirlo a los genes maternos. Daniel es hijo de Carol Olivia Williams, una profesora de arte que influyó bastante en su vocación artística. Ella y Tim se separaron cuando el actual James Bond tenía cuatro años y él se crió con su madre y su hermana mayor, por lo que no han compartido residencia.

Además de la evidente diferencia es sus sueldos y en sus cuentas bancarias, parece que poco o nada tienen en común los hermanos Craig. El actor hollywoodiense es conocido por su discreción, su saber estar y su elegancia. De su medio hermano no se sabe mucho, aunque él mismo se describe en uno de su perfiles en línea como un modelo alternativo de Shropshire, un gótico victoriano al que le encantan las bandas de heavy metal de los años 70 y 80. Además, en su página de Facebook se pueden ver imágenes de algunos de sus trabajos y comprobar el escaso parecido que existe entre ambos.