Gente

Anna Ferrer, molesta por los rumores de una posible boda con su novio Iván Martín

La hija de Paz Padilla se encuentra inmersa en la mudanza a su nuevo hogar de pareja

Iván Martín y Anna Ferrer
Iván Martín y Anna Ferrer FOTO: Amazon

Este jueves por la tarde el gigante Amazon celebró su décimo aniversario y para ello quiso contar con personalidades de la talla de Luján Argüelles, Xuso Jones, Daviles de Novelda, Chema Rivas y Anna Ferrer Padilla, que acudió junto a su chico Iván Martín. Un gran evento digital que fue retransmitido en streaming y donde se pudo disfrutar de la música, la moda, la gastronomía, entre otras muchas sorpresas más.

La encargada de aportar el toque “trendy” a la celebración fue la hija de Paz Padilla, que para la ocasión diseñó una camiseta junto al equipo de Amazon y con esta prenda, jugó a crear looks para distintas situaciones; como ella misma contó a LA RAZÓN a su llegada al photocall. “Me hace mucha ilusión que me hayan elegido a mi”, aseguró.

La influencer se encuentra inmersa en la mudanza de su nueva casa junto a su novio, Iván Martín. Por el momento se lo están tomando con calma aunque espera “con muchas ganas” poder terminar la semana que viene: “Hasta ayer que no me trajeron el colchón no me he podido mudar, y como tengo bastante trabajo estos días... pues poco a poco. Voy llevando cositas poco a poco y supongo que la semana que viene ya estaremos viviendo allí”.

Ferrer aseguró además que echará de menos a su madre, Paz Padilla, con quien comparte casa hasta el momento, “pero voy a seguir yendo a verla y ella va a venir a verme mucho también, así que no vamos a dejar de vernos”. Y es que la muerte de Antonio Juan Vidal, el último marido de la presentadora, ha unido más que nunca a madre e hija.

A pesar de acudir acompañada al evento de Amazon por su pareja, Anna se mostró muy molesta cuando le preguntamos por los rumores sobre una posible boda y se negó a hablar sobre ello.

Sobre lo que sí habló fue sobre su faceta profesional como empresaria, y es que recientemente su madre confirmó que la joven, a sus 24 años, tiene ya tres empresas. La última de ellas, una agencia de representación de talentos que ha fundado junto a Paz Padilla: “Hemos montado esta empresa de representación y comunicación, que es otro tema que nos gusta muchísimo y que al final es algo con lo que vivimos, así que también tenemos muchas ganas de tirar para delante con este proyecto y muy ilusionada”.

Aunque Anna explota al máximo su labor como influencer, no descuida el mundo de los negocios (es licenciada en económicas) y aseguró que le gustan ambas cosas, “soy bastante inquieta y me gusta probar e ir más allá. Disfruto mucho haciendo las dos cosas y de momento soy muy capaz de compaginarlas, así que súper feliz”, confesó. Y aunque por el momento no tiene futuros proyectos en mente, aseguró que todo llegará “pero poco a poco”.