Gente

Esta es la razón por la que Kiko Rivera no ingresa en un centro de desintoxicación

El DJ ha confesado en varias ocasiones que padece un problema de adicciones

Kiko Rivera
Kiko Rivera FOTO: Kiko Rivera oficial Facebook Kiko Rivera oficial Facebook

Hace pocos años, era un secreto a voces y conocido por la prensa que el hijo de Isabel Pantoja tenía un serio problema de adicciones. Sin embargo, no fue hasta que él mismo lo hizo público en la casa de ‘Gran Hermano Dúo’ cuando se levantó el tabú sobre este asunto. “Te voy a ser sincero. No lo he dicho nunca, pero en determinados momentos de mi vida, y de ahí viene, en gran parte, mi depresión, tuve adicción a las drogas. Lo pasé muy mal, tenía unas compañías muy malas... Todos esos bajones yo pensaba que se solucionaban con eso, y gracias a mi mujer, a mi madre y a mis amigos he conseguido salir de ese mundo”, reveló entre lágrimas en la curva de su vida.

Aunque en su día aseguró que ya había salido de esa espiral de autodestrucción, desde que hizo público su problema de adicciones se han sucedido los rumores de que Kiko Rivera podría haber recaído en varias ocasiones. Se apuntaba incluso a la necesidad de ingresarlo en un centro especializado, puesto que el DJ no ha solicitado ayuda especializada y ha intentado recuperarse solo por su cuenta. Lo único que su madre hizo por él en este sentido fue llevárselo dos semanas a El Rocío.

Isabel Pantoja y Kiko Rivera durante la emisión de 'GH Dúo'
Isabel Pantoja y Kiko Rivera durante la emisión de 'GH Dúo'

Ahora se ha dado a conocer por qué Kiko Rivera se niega a ingresar en un centro especializado en tratar sus problemas de adicciones, y es que al hijo de la tonadillera le da pavor que pueda filtrarse a la opinión pública. “Es verdad que su vida es pública, pero en estos temas tan delicados habría que mantener un poco su intimidad, y él no quiere que, si ingresa, salga en los titulares”, explicó su esposa Irene Rosales en su última visita a ‘Viva la vida’.

Hachís y cocaína

De hecho, fue el propio Kiko Rivera el que reconoció en ‘Gran Hermano Dúo’ que el suyo es un problema con el que hay que aprender a vivir y que siempre hay que estar alerta ante cualquier recaída. “Hoy en día sigo con mi tratamiento. Sigo haciéndome mis pruebas donde mi familia puede comprobar que sigo cumpliendo con lo que debo de hacer”, explicó. Aunque no quiso entrar en muchos detalles, el DJ señaló también que las sustancias a las que se refería eran el hachís y la marihuana, aunque apuntó también que había probado la cocaína de forma esporádica.