Gente

El último retoque de Gloria Camila: sabemos qué se ha hecho y cuánto cuesta

La joven ha acudido a su clínica de confianza para mejorar su imagen

Gloria Camila en una imagen reciente
Gloria Camila en una imagen reciente FOTO: Cristobal Dueñas GTRES

Cada vez son más los rostros conocidos que pasan por ‘chapa y pintura’ para mejorar su imagen. Bótox, ácido hialurónico, cirugías... Todo retoque es bienvenido a la hora de verse de mejor, y Gloria Camila, la hija de Ortega Cano y Rocío Jurado, no tiene reparos a la hora de anunciar sus tratamientos. La joven se sometió el pasado año a un proceso de hidratación de labios para que se vieran más jugosos y carnosos, y asegura que esa ha sido la única intervención que ha contratado. “Jamás me he sometido a ninguna cirugía estética ni me he inyectado nada. Es maquillaje. Igualmente, que cada quien haga lo que quiera con su cuerpo, faltaría más”, señaló.

Ahora, manteniéndose en su línea de retoques estéticos no invasivos, Gloria Camila ha anunciado a través de su cuenta de Instagram que está eliminando algunos tatuajes de su pasado que ya no le gustan a través de un tratamiento láser. La joven ha acudido a su clínica de confianza para someterse a este proceso del que parece estar muy contenta con los resultados. Aunque todavía le quedan algunas sesiones, la joven celebra que algunos dibujos de su piel ya empiezan a desaparecer.

La eliminación total de un tatuaje puede llegar a tardar hasta tres años y el proceso total alcanza fácilmente los 3.000 euros, aunque teniendo en cuenta la promoción que Gloria Camila ha hecho de la clínica en sus redes sociales, es posible que juntos hayan llegado a un acuerdo.

“Estoy empezando poco a poco, porque tengo un montón de tatuajes que quiero eliminar, y hacérmelos todos así, de golpe, pues como que no”, ha comenzado diciendo la hija de Ortega Cano y Rocío Jurado. Entre los dibujos que ha empezado a borrar se encuentran una frase de su antebrazo que dice en inglés “nada dura para siempre”, un ying y yang detrás de su oreja y el número 24 del brazo que se tatuó en números romanos. Además, quiere despedirse para siempre de otros tantos, algunos de ellos compartidos con Kiko Jiménez, su exnovio, con el que ahora no mantiene ningún tipo de relación.

De hecho, hace tiempo que él tomó la misma decisión y eliminó de su cuerpo algunos tatuajes que le recordaban a Gloria Camila. “Me preguntáis mucho sobre la eliminación del tatuaje cada vez que vengo. Es indoloro, uso crema anestésica. Se nota a partir de la segunda sesión. Cada dos meses toca sesión”, explicó el jienense en sus redes sociales. El dibujo en cuestión consistía en una cruz en el pecho bajo la que escribió la palabra “mía”, el mismo que lleva Gloria Camila, pero en su caso escribió “mío”.