Silencio forzado: Kiko Jiménez no podrá hablar de Gloria Camila

Las demandas de la hija de José Ortega Cano contra su ex pareja ya han sido admitidas a trámite. Mientras, el ex concursante de “GH Vip” también quiere trasladar la guerra contra sus detractores a los juzgados

Kiko Jiménez
Kiko Jiménez

Kiko Jiménez está dispuesto a emprender una guerra contra todos a pesar de que no tiene por seguro que vaya a salir victorioso. Y lo va a hacer en los juzgados. Gloria Camila, la hija de Ortega Cano, ya ha conseguido que las dos demandas que le ha interpuesto a su ex pareja por las declaraciones que ha hecho sobre su familia y sobre ella misma hayan sido admitidas a trámite, por lo que Kiko no podrá hablar de ellos en televisión. De esta manera, empezará una batalla legal contra todos los que atenten contra su derecho al honor.

Al parecer, el concursante de realities y aspirante a colaborador habría emprendido una batalla legal contra varios medios. En concreto, la polémica tendría su raíz en unas fotos publicadas este verano en la piscina de un hotel en Ibiza en las que aparecía en compañía de su actual pareja, Sofía Suescun. Al medio responsable de ellas le habría llegado la notificación para convocar a sus responsables a un acto de conciliación por vulneración del derecho a su intimidad al haber sido tomadas en el interior de un recinto privado.

Pero hay más. El letrado de Kiko está revisando más material que podría resultar denunciable. Todos los que hubiesen hecho declaraciones y emitido dichas imágenes están también a punto de recibir malas noticias, porque la estrella televisiva no está dispuesto a perdonar. Pero, ¿a qué se debe este cambio? Según parece, el juzgado habría admitido a trámite los procesos interpuestos por la hija de José Ortega Cano. Es más, el jienense ya habría recibido en su domicilio tal notificación. Y si esto fuese así, Kiko tendría prohibido seguir hablando de los que fueron su familia política. Para muchos, la cascada de demandas interpuesta por el joven tiene un único objetivo: poder seguir generando polémica y sacar rédito de ella. Ya que no puede hablar de su ex, habría que abrir nuevos frentes. Lo que queda por saber a cuánto puede ascender la minuta de su abogado y el monto que tendría que reservar para pagar las costas si es que los procesos que ha emprendido no salen adelante.