Gente

Carla Barber se somete a un nuevo retoque estético poco después de dar a luz

La doctora ha vuelto a su clínica para ponerse en manos de su equipo y verse mejor

Carla Barber
Carla Barber FOTO: Cedida

El pasado 2 de mayo llegó al mundo el primer hijo de Carla Barber, Bastian, fruto de su discreta relación con Joseph, un empresario millonario de origen venezolano. “Nuestro príncipe está desde ayer con nosotros”, anunció la doctora a través de sus redes sociales, junto a una preciosa fotografía en la que mostraba al recién nacido. Lejos de tomarse un merecido descanso, la que fuera concursante de ‘Supervivientes’ ha regresado a su clínica solo una semana después del alumbramiento, pero no lo ha hecho para trabajar, sino para someterse a un nuevo retoque estético.

Carla Barber se ha propuesto lucir una piel perfecta después de dar a luz, y se ha puesto en manos del equipo de dermatólogos que trabajan en su consulta para someterse a un tratamiento láser que consiste en eliminar las manchas que aparecen en el rostro, para que la apariencia del mismo sea uniforme. “Comenzamos tratamiento postembarazo”, anuncia la doctora en su cuenta de Instagram, donde ya la siguen más de 999.000 usuarios.

Carla Barber asegura que este procedimiento láser apenas es doloroso, y que elimina todo rastro de pigmento en la piel sin dañarla, desde melasmas hasta tatuajes. De hecho, muestra como ejemplo una imagen de la máquina borrando la tinta de un libro, sin que el papel sufra consecuencia alguna.

Embarazo complicado

La recta final del embarazo de Carla Barber no fue del todo sencilla. Semanas antes de dar a luz, ella misma anunció que sufría vómitos y diarrea, unos síntomas por los que también pasó su pareja. “Me he puesto malísima de repente”, lamentó. “He estado hablando con mi ginecólogo porque me he preocupado un poco al estar tan tan cerquita de la fecha posible del parto. Me ha dicho que esté tranquila y no me preocupe. Que me llamará en unas horas para ver cómo sigo. Que me hidrate bien con suero y agua y esperemos a ver cómo evoluciono”, continuó explicando.

Pasado este susto inicial, durante el parto también sufrió algunas complicaciones y los doctores tuvieron que intervenir para asegurar su bienestar y el del bebé. “Nuestro pequeño llegó al mundo por cesárea, traía varias vueltas de cordón alrededor del cuello”, explicó en sus redes sociales. Sin embargo, Carla Barber celebró que “la profesionalidad” del equipo médico que la atendió “hizo que todo saliera estupendamente. Pesó 2.850 gramos y midió 51 centímetros”.