Gente

Gema Aldón vuelve a la carga: sus planes para acabar con Ortega Cano y Gloria Camila

La hija de Ana María Aldón solo acaba de empezar...

Gloria Camila y Ortega Cano
Gloria Camila y Ortega Cano FOTO: Cristobal Dueñas GTRES

La intervención de Gema Aldón el pasado fin de semana en el “Deluxe” ha marcado un antes y un después en la familia Ortega Cano. La hija de Ana María Aldón se mostró de lo más crítica con el diestro y Gloria Camila, a quien envió un amenazante mensaje que hizo público en el programa:

“La próxima vez que vuelvas a hablar mal de mi familia, me lo vas a tener que decir a la cara, pedazo de cerda. Sinvergüenza. Ni a mí ni a mi madre, ni mucho menos a mi hermano, les hace falta ser de tu familia de mierda, que lo único que hace es vender a los demás. No te paso más ni una. Ya no te metes más con nadie de mi familia y mucho menos con mi madre. Que lo único que ha hecho estos diez años ha sido ayudarte en todo, hasta haciéndote ropa para tu mierda de carrera. No te paso ni una más. La próxima vez que abras tu sucia boca para dejar mal a mi madre, yo misma me voy a encargar de cerrártela”.

Gema Aldón en el "Deluxe"
Gema Aldón en el "Deluxe" FOTO: La Razón Mediaset

Teniendo en cuenta esta polémica intervención, no cabe la menor duda de que la situación en el clan de Ortega Cano es bastante complicada y, en este momento, se antoja imposible de reconducir. Para colmo, la revista “Semana” acaba de publica que Gema Aldón todavía se guarda un as bajo la manga y ya está preparando un nuevo ataque público a la familia del esposo de su madre. “He callado más de lo que sé, hay cosas que se han quedado en el tintero pero que se dirán en su momento”, ha dicho la hija de Ana María Aldón, según recoge el medio citado anteriormente.

Al parecer, Gema Aldón está dispuesta a “pegar más duro y más fuerte” en su próximo asalto, ya sea en otro plató de televisión o entre las páginas de una revista. Mientras, los rumores de que Ana María Aldón y Ortega Cano podrían estar a punto de separarse cobran cada vez más fuerza, y la guerra mediática que sus hijas han protagonizado no ayudan a callar las habladurías.