Gente

Esther Doña desmiente que tenga planes de venganza contra el juez Pedraz

La viuda del marqués de Griñón ha publicado en sus redes sociales un comunicado en el que califica de “absurda” la idea

Esther Doña ha desmentido en su perfil de Instagram que esté planteándose demandar a su ex pareja, el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, “si no vuelve con ella”. Una información que aseguraba el viernes pasado la periodista Beatriz Miranda en “El Mundo”. Según este rotativo, Esther Doña “acusa a su ex de beneficiarse de su relación a través de las exclusivas (treinta y cinco mil euros) y otros pagos en especie”. La viuda del marqués de Griñón considera que el juez Santiago Pedraz se habría aprovechado de viajes, regalos, e invitaciones a actos a los que este tuvo acceso precisamente por ser la novia de Esther Doña. Estas amenazas son muy graves, pues insinuan que el juez habría cometido un delito de cohecho, algo inadmisible en un magistrado de la Audiencia Nacional.

Un amigo y compañero del magistrado desvela que “a Santiago no le preocupa lo más mínimo la posible demanda que esa mujer pretende ponerle si, como dice, no vuelve con ella. Es una postura ridícula de una persona despechada, su actitud es incomprensible. Se ve que se siente muy afectada por la ruptura. Pero cuando Santiago toma una decisión de romper con alguien nunca da marcha atrás. Y los argumentos de Esther son infantiles…”

Quiero poner de manifiesto que nunca he tenido intención de demandar a nadie por cuestiones de pareja. Me parece absurdo que profesionales de la información de muchos años de experiencia hayan indicado esta burla y que sin más se siga por el resto de la prensa”, escribe la viuda del marqués de Griñón en Instagram.

“Desmiento la noticia por ser incierta y me reservo el derecho de pedir la rectificación oportuna a aquellos medios que la han hecho pública”, concluye el escrito.

Esther Doña y Santiago Pedraz anunciaron su compromiso de boda en la portada de la revista ¡Hola!, y poco después trascendió que la pareja ya no estaba junta. La pareja tuvo que dar explicaciones de lo ocurrido y fue entonces cuando surgió el cruce de acusaciones que enturbió a un más el fin de la relación.