Gente

Fran Rivera y Ernesto Neyra irán a juicio tras no llegar a un acuerdo: las razones de su enfrentamiento

El torero se niega a retractarse de unas duras acusaciones que vertió contra el exmarido de su madre

Francisco Rivera y Ernesto Neyra han protagonizado en la mañana del 5 de octubre un tenso cara a cara en los juzgados de Sevilla. Allí ha tenido lugar un acto de conciliación solicitado por la defensa del bailarín, que emprendió acciones legales contra el torero a raíz de las declaraciones en las que lo acusaba de haber ejercido violencia de género contra su madre, Carmina Ordóñez, con la que estuvo casada entre los años 1997 y 1999. El artista exige al diestro que se retracte y, además, una indemnización económica.

Sin embargo, el acto de conciliación no ha llegado a buen puerto y las partes no han llegado a ningún acuerdo. Francisco Rivera mantiene sus acusaciones contra Ernesto Neyra, quien, a su vez, se declara inocente del delito que el torero le imputa.

“Las afirmaciones de Francisco son totalmente querellables porque él (Ernesto Neyra) nunca ha sido condenado, es inocente. Si reconoce los hechos aquí, acabamos, y si no los reconoce, interpondremos la querella correspondiente y nos seguiremos viendo en los juzgados”, ha sentenciado la abogada del bailarín antes de acceder a la sala.

Ernesto Neyra y Carmina Ordóñez
Ernesto Neyra y Carmina Ordóñez FOTO: KP GTRES

Por su parte, aunque Francisco Rivera ha guardado un silencio sepulcral, su abogado sí ha explicado que “no ha habido acuerdo porque entendemos que las declaraciones que hizo el señor Rivera están dentro del espíritu de libertad de expresión”, y retaba: “Que él demande, que no amague, que demande”.

A la salida del juzgado, Ernesto Neyra ha confirmado que interpondrá una querella criminal contra Francisco Rivera “por injurias y derecho al honor, y ya está. Yo voy a lo que diga la Justicia. Estaba abierto a llegar a un acuerdo y dar el tema por zanjado porque a esta vida no vengo a pleitear, vengo a disfrutar, a trabajar, a intentar llevar la vida lo mejor posible. Pero no tengo más remedio que plantear estas situaciones, que no son agradables”.