Gente

Esta es la atractiva acompañante del juez Pedraz tras su ruptura con Esther Doña

El magistrado acudió a una fiesta que reunió a varios rostros conocidos

Santiago Pedraz y su acompañante
Santiago Pedraz y su acompañante FOTO: G3 GTRES

Santiago Pedraz ha vuelto a mostrarse ante la opinión pública tras su sonada ruptura con Esther Doña. El juez de la Audiencia Nacional se alejó de la escena mediática durante una temporada, pero ahora que las aguas han vuelto a su cauce, por fin se ha dejado ver en una fiesta. Se trataba de “Arquitectura X Cosentino”, un evento que reunió a rostros tan conocidos como el diseñador Eduardo Navarrete o Pablo Castellano, el marido de la influencer María Pombo. El magistrado, consciente de la repercusión que tendría su reaparición en sociedad, acudió acompañado de una atractiva mujer.

Eso sí, el juez quiso frenar cualquier rumor que pudiera surgir tras su aparición junto a esta mujer y dejó claro que se trataba de “una amiga de toda la vida”. Lo cierto es que derrochaban complicidad, pero en sus gestos no se apreciaba ninguna señal de que su relación fuera más allá de la amistad.

El juez Pedraz junto a su acompañante
El juez Pedraz junto a su acompañante FOTO: G3 GTRES

Se trata de la primera vez que Santiago Pedraz se deja ver desde que se vio salpicado por la polémica de su separación. La ruptura se anunció muy poco tiempo después de que una conocida revista del corazón anunciara el compromiso entre el juez y Esther Doña, y buena parte de la opinión pública acusó a la pareja de haber mentido al medio.

El magistrado se defendió alegando que él no tenía nada que ver con el reportaje publicado en la revista, y que había sido Esther Doña quien lo había gestionado en todo momento, arrojando sobre ella la responsabilidad de avisar al medio de que, finalmente, las nupcias no tendrían lugar.

Por su parte, ella se defendió asegurando que no avisó a la revista de la ruptura porque ni siquiera era consciente de que su relación había terminado. Creía que se trataba de una mera discusión que más tarde podrían arreglar, pero la reconciliación nunca llegó...