Gente

Ana María Aldón no quiere nada que le recuerde a su matrimonio con Ortega Cano

La diseñadora va a comenzar pronto una nueva vida lejos del diestro

Ana María Aldón
Ana María Aldón FOTO: Telecinco

Ni una sola foto que le recuerde los años vividos junto a su todavía marido, José Ortega Cano, ningún recuerdo, ni una sola imagen en el futuro museo que San Sebastián de los Reyes dedicará al torero.

Ana María Aldón tiene muy claro que en cuanto deje el domicilio conyugal iniciará una vida desde cero, desligada totalmente de quien ha sido su esposo, y que tan sólo se verán las caras por temas relacionados con el hijo que tienen en común, el pequeño José María.

La diseñadora en ciernes ya ha visto varios pisos de alquiler en una zona cercana al colegio del niño, y no muy lejos del chalet de Ortega. Se rumorea que podrían optar por la custodia compartida, para que el chaval pase quince días al lado de su padre y el resto del mes con su madre.

José Ortega Cano a su llegada al hospital acompañado por su mujer, Ana María Aldón, para someterse a una intervención cardiaca, a 15 de junio de 2021, en Madrid (España).
JOSÉ ORTEGA CANO;ANA MARÍA ALDÓN;TORERO;OPERACIÓN;CATÉTER;CORAZÓN;HOSPITAL;15 JUNIO 2021
Jose Velasco / Europa Press
15/06/2021
José Ortega Cano a su llegada al hospital acompañado por su mujer, Ana María Aldón, para someterse a una intervención cardiaca, a 15 de junio de 2021, en Madrid (España). JOSÉ ORTEGA CANO;ANA MARÍA ALDÓN;TORERO;OPERACIÓN;CATÉTER;CORAZÓN;HOSPITAL;15 JUNIO 2021 Jose Velasco / Europa Press 15/06/2021 FOTO: Jose Velasco Europa Press

De momento, el diestro sigue manteniendo el cuadro que preside el salón de su domicilio, en el que aparece junto a Ana, y dicen que esta le ha pedido que lo sustituya por otro en el que no salgan los dos.

Lo que no se entiende es que supo la sanluqueña no piensa dar marcha atrás en su decisión de romper con su marido, por qué no agiliza los trámites para abandonar el chalet y marcharse a un piso.

José sigue mostrando en la foto de perfil de su whatsapp una imagen del cuadro del salón, le cuesta entender que su matrimonio está acabado. Sigue enamorado y sabe que no hay solución a la fuerte crisis que le distancia definitivamente de la madre de su hijo.