Gente

La entrevista más difícil de Ana María Aldón tras anunciar su divorcio: “Creía que podía tener otro desenlace”

La diseñadora responde a las preguntas más comprometidas sobre su decisión final de divorciarse del torero tras meses en el punto de mira

Ana María Aldón en 'Sálvame'
Ana María Aldón en 'Sálvame' FOTO: Telecinco

Antes de que el reloj marcara las 18.00h de la tarde de este lunes, Ana María Aldón llegaba a los estudios de Mediaset con semblante muy serio y de negro impoluto para enfrentarse a su entrevista más complicada en ‘Sálvame’, después de que se hiciera oficial su divorcio de José Ortega Cano. “Nos vamos a divorciar porque ya no podemos continuar así”, le confirmaba el torero al periodista Aurelio Manzano el pasado domingo.

Hoy, desde el plató de ‘Sálvame’, responde a las preguntas más comprometidas sobre el delicado paso que ambos han tomado tras meses en el punto de mira. “¿Cuándo tu matrimonio dejó de ser un matrimonio?”, pregunta Jorge Javier. “No sé responderte... una persona rompe con otra y no necesita excusas. No lo hicimos antes porque no lo teníamos claro, las cosas llegan cuando tienen que llegar”, confiesa Aldón.

La diseñadora cree que no se ha alargado demasiado la decisión de divorciarse: “No, porque tenemos un hijo en común, hay que tratar de luchar para que esa criatura no sufra los estragos de una separación o sea lo menos dolorosa posible. La prioridad es la persona que tenemos en común”.

Estaba aguantando una situación que creía que podía tener otro desenlace que no fuera este, pero no surgía nada que aliente a seguir”, asegura la diseñadora. “No hemos estado jugando al ratón ni al gato, lo hemos hecho lo mejor que hemos podido”.

Sobre las declaraciones de Alessandro Lequio sobre las últimas palabras de la familia Ortega Cano manifestado su miedo a que al diestro le pase algo antes de divorciarse, Ana María lo tiene claro: “me produce pena que la familia esté pensando que le pase algo. El divorcio es un paso rápido pero lo tiene que tomar la pareja, no la familia. Yo tampoco quiero ser viuda. La familia sabe que yo no soy una trincona. Me gustaría que me dijeran cómo me ven ellos y no enterarme por terceras personas”.

Del mismo modo, Aldón confiesa que nadie de la familia de su ahora ex marido se ha interesado por ella: “Tampoco lo hicieron cuando estaba hundida”.