Actualidad

La nueva Isabel Pantoja: así piensa hacerse rica

La tonadillera (62 años) recibió la visita de Paolo Vasile, quien le prometió que le dará trabajo como para pagar sus deudas y reflotar su economía. En otoño se estrenará con «Idol Kids», un talent musical.

La tonadillera (62 años) recibió la visita de Paolo Vasile, quien le prometió que le dará trabajo como para pagar sus deudas y reflotar su economía. En otoño se estrenará con «Idol Kids», un talent musical.

Publicidad

Es 11 de Julio de 2019. Isabel descansa en la suite de un lujoso hotel de Madrid. Han pasado 24 horas desde que aterrizara en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez escoltada por el médico de «Supervivientes». «Un grave problema de salud» –según han recalcado desde Telecinco desde entonces–, la ha apeado de la isla tras 82 días de hambruna. Está tan satisfecha como agotada. Nadie ajeno al equipo que la rescató ha podido verla en sus lujosos aposentos, pese a los esfuerzos de los suyos por contravenir el guión dibujado por Mediaset.

Salvo una persona: Paolo Vasile. El CEO de la cadena quiere hablar urgentemente con su fichaje estrella. La reunión dura algo menos de una hora. Como la salud es lo primero, el italiano empieza por ahí e Isabel le transmite «tranquilidad». Luego llegan los negocios. Entonces, Vasile le promete mucho trabajo con el que pagar sus deudas y recuperar la economía boyante que siempre ha luchado por tener. A cambio, el boss romano le pide solo una cosa: fidelidad y más alegrías para la cadena que la ha rescatado de un pasado doloroso reciente a cambio de darle las llaves de su cuartel de Fuencarral.

Isabel recibe con emoción ese «cheque en blanco» del líder. Lo necesitaba. Y el dinero también. En dos meses y medio haciendo de Robinsona, su cuenta corriente ha aumentado en unos 700.000 euros. Según ha podido saber LA RAZÓN, este dinero va a ir destinado a saldar su deuda con la Hacienda Pública, estimada en unos dos millones y medio. Además, las mismas fuentes nos confirman que se van a continuar aportando al fisco los ingresos que tenga en los próximos meses. ¿Por qué es Hacienda su prioridad? A la viuda de Paquirri se le acaba el tiempo. La cantante tiene solo ocho meses para evitar que el embargo definitivo de su finca de Cantora (Cádiz).

Sobre esta propiedad pesan varios tipos de cargas, sobre la totalidad y sobre sus dos propietarios, Isabel y su Kiko Rivera, que ascienden a más de dos millones de euros. El plazo para que ambos finiquiten esta astronómica suma finaliza el 16 de marzo de 2020. Si en ese lapso de tiempo mantienen el pufo, la familia Pantoja podría perder su joya de la corona. Pero no es la única razón para finiquitar su saldo negativo. Isabel ha regresado de la isla sintiéndose fuerte y poderosa: «me he quitado muchos miedos», ha reconocido y con ganas de empezar de nuevo sin esas mochilas «que pesan tanto», como entonaría ella.

Publicidad

Antes de la isla

Publicidad

Hasta que embarcó hacia Honduras, la cantante había firmado con la cadena su participación en «Supervivientes» y «Idol Kids», un talent show para niños. Dos proyectos y un montón de buenas intenciones por los que iba a facturar un millón y medio de euros. Sin embargo, el reality isleño ha disparado todos los audímetros gracias a ella y Mediaset quiere explotar sin límite «El Pantojazo». Telecinco planea poner en marcha varios formatos para que su buque insignia siga arrasando –la final de «Supervivientes» batió todos los récords con cuatro millones de espectadores– y todo apunta a que debutará con este concurso musical infantil, cuya fecha prevista de emisión es este otoño. Además, se está valorando la aparición de la estrella en varios programas de la cadena, como «Volverte a ver», o incluso un nuevo programa gastronómico. Por si esto no fuera suficiente, la propia Isabel, que ya tiene camerino en Mediaset, se postuló ante Jorge Javier Vázquez en su reaparición-reconciliación para participar como tándem en un futurible «GH Dúo». Las condiciones de su aparición en este reality y el caché de la artista sevillana está aún por perfilar, pero podría ascender a medio millón si la cosa fructifica. Al frente de las negociaciones de todos estos proyectos se encuentra el arquitecto Fernando Pinilla, la misma persona que cerró su participación en «Supervivientes» cuando nadie apostaba por ella. Este empresario, amigo de Pantoja desde que enviudó de Paquirri, mantiene un perfil bajo ante la prensa pese a ejercer activamente como representante de la tonadillera. Si Pinilla lleva el peso de los negocios con Telecinco, Agustín Pantoja sigue encargándose de la faceta musical. Sin embargo, en este terreno no hay tan buenas noticias. Pese al esfuerzo y la profesionalidad del hermanísimo, este periódico no ha podido confirmar que la tonadillera vaya a cruzar el charco para continuar su gira por tierras americanas, como se lleva anunciando desde que estrenó su disco, «Hasta que se apague el sol». Si echamos un vistazo en la web de Pantoja (www.isabelpantoja.es) nuestra versión se confirma. La última noticia de la cantante fecha de enero de 2018, cuando llenó el Gran Canaria Arena en el último concierto de su gira patria y la sección de próximos eventos también está en blanco. Desde el entorno de Isabel nos apuntan que Agustín no ha podido concretar fechas hasta saber cómo iba a regresar su hermana y la evolución de la dolencia que le causó su aventura caribeña. Sin embargo, tras el susto inicial, parece que Isabel está en plena forma para afrontar lo que su cadena le tiene preparado. Y es que, salvo los nueve kilos que perdió en los cayos –ahora está en 47– para Pantoja su nueva casa solo está siendo sinónimo de ganar.