Gente

María Patiño tiene el coeficiente intelectual más bajo de “Sálvame”: conoce el del resto de colaboradores

La presentadora a punto de llorar, amenaza con dejar la televisión tras saber que es la que ha obtenido el peor resultado

El resultado del test de inteligencia afectó mucho a María Patiño
El resultado del test de inteligencia afectó mucho a María PatiñoTelecinco

Lágrimas, vergüenza y hasta una amenaza. Podría dejar el programa. Así reaccionó María Patiño al test de inteligencia al que se sometió ayer en “Sálvame”. Patiño, de naturaleza nerviosa y hasta cierto punto insegura, llegó a la prueba como un flan. Tenía claro que iba a ser un desastre porque el miedo a dar un resultado bajo podía con ella. Llevaba meses dándole vueltas y se había convertido incluso en una obsesión para ella. Y así fue. Obtuvo el peor de los datos de los colaboradores del programa. Lo que le faltaba. Un drama para ella.

El dato a superar era 104, no muy alto. Una cifra al alcance de la mayoría. El coeficiente promedio está entre los 90 y los 109 puntos. Entre los 110 y 119, Media alta; De 120 a 129, Superior y de 130 a 144, Superdotado o muy avanzado.

Kiko Hernández fue el encargado de conducir el espacio y hacía referencia a que entre los espectadores algunos creen que es muy lista y otros que no. “Hoy saldremos de dudas”, decía antes de la prueba. Patiño tenía como referencia a Antonio Montero, que un día antes había logrado un notable 124.

Después de estirar el chicle todo lo que pudieron, Kiko Hernández dio el veredicto. Y no fue bueno. La prueba de Patiño había levantado mucha expectación y eso le afectó. Hasta el punto de obtener la puntuación más baja de todos los colaboradores que se han sometido a la prueba y que no son pocos. El 101 obtenido por Patiño quedó por debajo de entre otras, Belén Esteban (109) o de Yola Berrocal (108). Eso sí, superó a otros como el pequeño Nicolás, Karmele Marchante o Leticia Sabater.

Para intentar animar a Patiño, destacaron que el resultado obtenido está por encima de la media nacional, pero esto no le sirvió mucho a la periodista, visiblemente afectada, que llegó incluso a amenazar con dejar la televisión. “Hasta que no mejore no me vuelvo a poner delante de las cámaras”, una declaración sorprendente más aún cuando hoy está prevista su presencia en “Viernes Deluxe”. A pesar de los esfuerzos de todos, incluida la psicóloga por animarla, Patiño no tenía consuelo ni justificación: “Soy así de limitada”.

Desde la puesta en marcha de los test de inteligencia hace unos años, no han sido pocos los que se han sometido a el. Sorprendentemente la que mayor puntuación ha logrado fue Aramís Fuster (143), seguida de Santiago Segura (143) y Jimmy Jiménez Arnau (136). La cuarta y quinta posiciones son para Gustavo González y Alonso Caparrós, con 132 y 131, respectivamente. El “Top ten” lo completan la recientemente desaparecida Mila Ximénez (131), Kiko Matamoros e Ylenia (130), Laura Fa (127) y Chelo García Cortes (126).

La segunda lista (del 10 al 20) la lidera el incorregible Mario Vaquerizo, con 125, dos más que Carlos Lozano y tres por encima de Sofía Suescun. Tras la especialista en realities figura Antonio Montero, con 121, que aventaja en dos puntos a Terelu Campos y en tres a Lydia Lozano y Mónica Hoyos. En décimo octavo lugar queda Mónica Vergara (116), seguida de Rafa Mora (115), Oriana Marzoli (114), Víctor Sandoval, María Lapiedra y Mark Hamilton, con 113.

Por delante de María Patiño quedan todavía Carmen Borrego (111), Aída Nízar (110), Belén Esteban (109), Rosa Benito (108), Yola Berrocal (108), Dulce (107), Mónica Pont (106) y Raquel Bollo (104), María Patiño se queda así en la posición 31, sólo por delante del Pequeño Nicolás (98), que aventaja en un punto a Karmele Marchante. La lista la cierran Leticia Sabater y Miriam Saavedra, con 96, Charlotte Caniggia (92) y Raquel Mosquera (90).

Kiko JIménez no acepta su resultado

Kiko JIménez se sometió al test días antes que Patiño y logró 104 puntos, el que hasta el momento era el dato más bajo. JIménez se negaba a aceptar el dato: “A mi lo único que... no es que me moleste porque lo asumo... Puedo mejorar pero a mí lo que me mosquea es que haya otros compañeros que no saben ni leer y tengan un 109, un 115... He visto a Belén Esteban leer el cue y se traba”, señalaba.