El comercio exterior tira del negocio de la Comunidad entre enero y junio

El comercio con el exterior está haciendo algo más llevadera la crisis para muchas de las 72.000 compañías de Castilla y León, concretamente a las más de 4.000 que tienen sus redes de negocio en países del extranjero.

Trabajadores de una de las factorías de Renault en Castilla y León, una de las principales marcas exportadoras
Trabajadores de una de las factorías de Renault en Castilla y León, una de las principales marcas exportadoras

Y prueba de que la tabla de salvación, al menos de momento, se encuentra fuera de las fronteras españolas, son los datos aportados por la Dirección General de Presupuestos y Estadística de la Junta, según los cuales en el primer semestre del año el valor de las exportaciones con origen castellano y leonés alcanzaron los 6.102 millones de euros y las exportaciones, los 5.337 millones de euros. Unas cifras que dan lugar a un superávit comercial de 764,66 millones de euros, lo que supone un avance del 1,75 por ciento. La tasa de cobertura en ese periodo fue de 114,3 por ciento.

Castilla y León acumula, en lo que va de año, una participación en el comercio exterior nacional del 5,7 por ciento en las exportaciones y un 4,1 por ciento en las adquisiciones en el exterior.
Además, con respecto al ejercicio anterior, las exportaciones aumentaron un 15,3 por ciento y las importaciones un 17,5 por ciento.

Con respecto a los países con los que Castilla y León mantiene relaciones comerciales, Francia volvió a copar un alto porcentaje de las operaciones.
De hecho, en términos interanuales, aumentaron todas las ventas y compras al país vecino, en un 8,5 y un 20,3 por ciento, respectivamente.

Sólo en junio, el país galo recibió el 33,3 por ciento del total de mercancías exportadas desde Castilla y León, con un valor de 373 millones de euros. De allí procedieron el 44,3 por ciento de los beines importados -390 millones de euros-. A Francia le siguieron en importancia Italia y Portugal.

En cuanto a las exportaciones, destacan los incrementos interanuales de las mismas con destino a Suecia -210,6 por ciento-, Rumanía -187,2 por ciento- y China -76,3 por ciento-. Los descensos más importantes en este campo tuvieron lugar en las relaciones comerciales con Bélgica, que cayeron un 29,7 por ciento, y Alemania, un 9,5 por ciento.

Los principales avances en cuanto a los emisores de las importaciones de la Comunidad, tuvieron lugar en República Checa, con un 104 por ciento y Marruecos, con un 67 por ciento. Las mayores caídas se produjeron con Reino Unido -17,1 por ciento- y Bélgica -16,1 por ciento-.

Según los últimos datos aportados por la Junta de Castilla y León, el eje que forman las provincias Valladolid, Burgos y Palencia, registraron el mayor volumen de negocio de la Comunidad durante el mes de junio, con una participación global del 71,3 por ciento del total. En cuanto a las importaciones, cabe destacar que sólo Valladolid copó el 61 por ciento de las adquisiciones, seguida por Burgos, con el 23,8 por ciento de las compras.

En términos interanuales, destacó el incremento de las exportaciones en Salamanca -47,1 por ciento- y León -31,5 por ciento-. Los mayores descensos tuvieron lugar en Palencia -19,9 por ciento- y Segovia y Soria, ambas con un retroceso del 7,1 por ciento. Con respecto a las importaciones, aumentaron en Ávila, un 24,6 por ciento; Burgos, un 16,7 por ciento; y Valladolid, un 8,6 por ciento. Los mayores descensos tuvieron lugar en Zamora -66,7 por ciento- y Soria -17,1 por ciento-.

Tipo de productos

Las secciones que más exportaron fueron las de máquinas, aparatos y material eléctrico, un 40,4 por ciento, seguida de las materias plásticas y sus manufacturas -24,5 por ciento-. En cuanto a las importaciones, crecieron sobre todo los productos de las industrias químicas y conexas -44,7 por ciento- y materias plásticas -23,3 por ciento-.

Sólo en junio el mayor valor de las ventas se concentró en bienes de consumo -43,1 por ciento-, mientras que en las importaciones, se situó en los bienes intermedios -16,1 por ciento- y bienes de consumo -2,4 por ciento-.