Mandorla tiene cinco padres

«La luz en casa de los demás»Chiara GamberaleSeix Barral472 páginas, 20 euros.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Maria es la administradora del 315 de Grotta Perfetta, en Roma. Madre soltera de Mandorla (almendra), se ha ganado un hueco nada pequeño en el corazón de sus allegados, hasta el punto de que las juntas de vecinos que se celebran regularmente se parecen más a una terapia de grupo que a cualquier otra cosa. Al morir repentinamente, no sólo deja a una niña de seis años huérfana, sino también una misiva donde desvela que el padre de la pequeña es uno de los hombres del edificio. Como ninguno tiene la conciencia tranquila, en un singular encuentro vecinal, deciden no realizar la prueba de ADN de manera individual y adoptar a la niña entre todos, dándole no una sino cinco familias. Cinco modelos de educación distintos en los que Mandorla crecerá hasta que cumpla los 17 años.

Luces de hogares
A través de la mirada de esta niña que va creciendo conoceremos cinco arquetipos con anhelos contemporáneos que navegan entre la verdad y la falsedad: la soledad de unos, las discusiones de otros, la homosexualidad de los terceros... Turbulencias, vidas tradicionales que no lo son tanto y, en definitiva, luces de hogares que ocultan, como no podía ser de otra manera, grandes sombras habitadas por adultos más inmaduros que la propia narradora.

Resulta un recorrido por la condición humana sin mayores pretensiones. Disparatado a veces, amable siempre, y escrito en un tono ligero con una prosa nada sofisticada pero dotada de un timbre original. No es alta literatura, aunque se intuye que tampoco era la pretensión de Gamberale al ponerse delante de ordenador.