Contador: «Siempre es bueno tener aliados»

Alberto Contador señaló en la meta de Pinerolo que "siempre es bueno tener aliados", en referencia a la colaboración con Samuel Sánchez que produjo un corte en el grupo de favoritos el descenso de la Cota de Pramartino, a 11 kilómetros de la pancarta.

"Hay que buscar aliados, pero también tienen que estar ellos bien y estar interesados en algo común. Es bueno tenerlos", dijo Contador en la llegada, después de estrechar la mano con Samuel Sánchez, con quien compartió los últimos kilómetros de escapada en la etapa precedente, en la que ambos redujeron diferencias, junto a Evans, respecto a los demás favoritos.

Contador comentó que la primera parte de la etapa "fue muy rápida y en el descenso final se produjo la fuga, pero todo el mundo estaba muy pendiente y fue difícil abrir hueco". El triple vencedor del Tour explicó las dificultades de tener que remontar hacia el grupo principal, cuando se vio perjudicado por una caída.

"Tuve que echar pie a tierra y luego darme la paliza para remontar. Esas fuerzas gastadas se han notado"
, dijo. Ante la etapa de mañana con final en el Galibier, Contador aseguró que "habrá que atacar, porque voy por detrás en la general".

Además aseguró que "es muy muy buen botín porque Voeckler es un grandísimo corredor. En los Pirineos se ha defendido de una forma increíble y cualquier tiempo es importante",

"Sabía que para la bajada era importante estar delante porque era una bajada peligrosa. Pero he bajado sin pensar en los límites y he abierto hueco. Las diferencias no han sido importantes, pero es bueno intentarlo", señaló.

Contador, que no pudo volver a arañar segundos a los Schleck, reconoció que esperaba que los hermanos no atacasen, aunque no deja de extrañarse esa actitud. "La verdad que no me ha sorprendido, cuando los he visto ahí que no atacaban... Me extraña que no ataquen, están pendientes sobre todo de si yo ataco, pero yo hago mi carrera y ya está", expresó en la meta.

"La de Alpe-d'Huez va a ser corta, explosiva. En cuando a dureza, más la de mañana", argumentó, recalcando que "lo importante es intentarlo todos los días"y que "el domingo se sabrá"quién logra el objetivo.

Samuel Sánchez, colaborador con Contador
Samuel Sánchez se convirtió hoy en el colaborador de Alberto Contador en el descenso del puerto de Pamartino, donde lograron distanciarse del resto de los favoritos y acabaron logrando cierta renta con respecto al líder, Thomas Voeckler, y al italiano Ivan Basso.

"Nos la hemos jugado bajando. Quizá hemos tomado demasiados riesgos en una zona peligrosa porque era sombría y boscosa", afirmó el asturiano de Euskaltel, que lamentó no haber logrado meter tiempo al resto de los favoritos, que les alcanzaron en el tramo final de la etapa.

"Nos hemos entendido a la perfección. Habíamos hablado durante la carrera, dijimos que lo íbamos a intentar. Pensé que la meta estaba antes y que no había tanto llano antes de la llegada. Es una pena porque hubiéramos podido tener más tiempo", dijo.

"Alberto va a dinamitar la carrera. Es el único capaz de dar la vuelta a la situación actual. Si puedo estar con él, será mejor, pero va a ser muy difícil, creo que mañana voy a notar el esfuerzo de estos días", indicó.