MENÚ
martes 22 octubre 2019
08:40
Actualizado

El conseller se defiende alegando que los gerentes han obviado sus consejos

El Clínic recortará un 10 por ciento la plantilla para ahorrar 24 millones

Los profesionales de Bellvitge y Tortosa se manifiestan ante los centros contra los recortes sanitarios.

  • Unos 300 trabajadores del Hospital de Tortosa se manifestaron ayer, en las puertas del centro sanitario, contra los recortes
    Unos 300 trabajadores del Hospital de Tortosa se manifestaron ayer, en las puertas del centro sanitario, contra los recortes

Tiempo de lectura 4 min.

07 de abril de 2011. 00:57h

Comentada
7/4/2011

BARCELONA- Ante el anunciado recorte de 1.000 millones de euros del presupuesto sanitario, el Hospital Clínic de Barcelona tiene por objetivo ahorrar más de 24 millones de euros. Así se lo hizo saber ayer la dirección del centro al comité de empresa. Asimismo, el Hospital de la Santa Creu y Sant Pau dio a conocer a los trabajadores su «plan de optimización de gastos», que contempla una reducción de 4,69 millones de euros como mínimo.
«A los profesionales nos afectan doblemente estos recortes», advirtió ayer el presidente del comité de empresa del Hospital Clínic y delegado de CC OO, Sergi Hurtado. Por un lado, por el número de despidos que se avecinan en los centros sanitarios, y por otro, porque como ciudadanos verán mermada la calidad de la asistencia médica recibida. Sin ir más lejos, el Clínic prevé despedir al 10 por ciento de su plantilla, es decir 450 trabajadores, según los sindicatos. Con todo ello la dirección persigue ahorrar 14,2 millones de los 24 previstos en su hoja de ruta. Pero, «van a recortar más de 24 millones, porque no nos han especificado cuánto van a ahorrarse en la partida de farmacia ambulatoria», explicó Hurtado.
De momento, lo que sí es seguro, según éste, es que se eliminarán 91 camas definitivamente, y durante el periodo estival, otras 453. Además, el servicio de Urgencias de la calle Valencia se cerrará y se reducirá la actividad quirúrgica un 10 por ciento, lo que supone realizar 750 operaciones menos al año, señaló Hurtado.
En cuanto al Hospital de Sant Pau, la redistribución de camas y personal y la optimización de los recursos llevará al centro a eliminar 92 camas de diferentes servicios, suprimir dos sesiones al día del bloque quirúrgico central y otra del oftalmológico. Todo ello sin tener en cuenta la disminución de la plantilla por medio de recolocaciones y del descenso de las suplencias en caso de jubilaciones y bajas.
Y, ante estos datos y los que poco a poco van dando a conocer los representantes sindicales a sus colegas, los trabajadores han decidido plantarse. Está en juego no sólo la calidad y seguridad de la asistencia al paciente, sino todo el sistema sanitario público, denuncian. A la espera de la manifestación convocada por todos los sindicatos sanitarios el próximo 14 de abril, empleados de los hospitales de Bellvitge, Vall d'Hebron y Tortosa se concentraron ayer frente a las puertas de los centros en protesta contra los recortes sanitarios y sus consecuencias.
Mientras los trabajadores buscan contar con el apoyo de la población ante «el desmantelamiento del sistema», el conseller de Salud, Boi Ruiz, argumentó en la reunión que mantuvo con el colectivo médico, que los gerentes han obviado sus recomendaciones para evitar «cruzar la línea roja». Fuentes del sindicato Metges de Cataluña señalaron que «no puede excusarse en eso porque él es la máxima autoridad sanitaria en Cataluña» y denunciaron que Ruiz traslade el debate del recorte al Consejo de la Profesión Médica, ya que «este órgano se ha mostrado ineficaz porque sus acuerdos no son ni vinculantes ni ejecutivos».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs