La juez imputa a la cúpula de Urbanismo de Barcelona por el hotel del Palau

El cuarto teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Ramon García Bragado, el arquitecto Carlos Díaz y el gerente de Urbanismo del consistorio, Ramon Massaguer, imputados por el Hotel del Palau.

La titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Barcelona, que investiga el caso del hotel del Palau, imputó hoy al cuarto teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Ramon García Bragado, al arquitecto Carlos Díaz y al gerente de Urbanismo del consistorio, Ramon Massaguer, por haber presuntamente ocultado la titularidad de Olivia Hotels, faltar a la verdad y esconder una operación especulativa. Según el auto existen indicios de que los tres nuevos imputados, debido a la influencia ejercida por Flix Millet y Jordi Montull, "ocultaron la verdadera titularidad de Olivia Hotels, faltando a la verdad en la tramitación, escondiendo una operación especulativa existente en favor de un tercero", que se habría frustrado de conocerse esta titularidad. La presunta ocultación del auténtico titular (el promotor Manuel Valderrama) se habría hecho para que no comportara un obstáculo en la tramitación "o llegara a paralizarla". Según la juez, Massaguer actuó de este modo para agilizar los trámites del proceso urbanístico, a petición del propio Montull. García Bragado indicó al arquitecto Díaz, previa conversación con Massaguer, los pasos que debía seguir para que el proyecto avanzara con éxito antes de firmarse los convenios con la Fundación y la Generalitat catalana, llegando a "preveerse que diera el visto bueno a un documento que debía someterse a examen posterior de la administración, así como la falta de publicidad del convenio y la necesidad de que Millet controlara políticamente a todos los partidos". Carlos Díaz, arquitecto del proyecto, sabía, según la juez, de la necesidad de ocultar la cesión de derechos. Por eso presentó la documentación en la tramitación administrativa en la que hacía constar a la Fundación como propietaria. La juez recoge en el auto varias de las declaraciones de estas semanas. En concreto destaca la declaración del consejero de Economía Antoni Castells, que aseguró en el juzgado que la operación no se hubiera realizado si no se hubiera tratado del Palau y que, de haber sabido que se había cedido la titularidad a un tercero el resultado esencial no se habría alterado, pero le hubieran exigido un aval. También destaca que la ex concejal de Ciutat Vella, Itziar González aseguró que en toda la documentación aparecía la Fundación como única interesada en el proyecto y que nunca le comentaron nada de Manuel Valderrama, propietario de Olivia Hotels. Por su parte, Valderrama señaló que él no tenía ningún interés por ocultar la titularidad de Olivia Hotels, si bien toda la información sobre el proceso le llegaba a través de terceros, como Montull o Díaz. En el auto de imputación la juez también explica que, en una de las carpetas encontradas en el Palau, perteneciente a Montull, se encuentra una carta de Montull a Massaguer en la que le pide ayuda para el expediente de cambio de catalogación. "Disculpa las molestias, pero eres la persona que más cosas ha solucionado de este tema y mi 'tabla' de salvación", concluye. La juez comunicó hoy este auto a las partes, junto al auto de libertad para Flix Millet y Jordi Montull. Los tres nuevos imputados deberán declarar ante la juez el próximo 12 de julio en la Ciudad de la Justicia.