El juez procesa a cinco miembros de Askapena el aparato internacional de ETA

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha procesado a 5 dirigentes de Askapena, el aparato internacional de ETA, encargado de "recabar apoyos exteriores"para la banda y de brindar el respaldo de ésta a "organizaciones y entidades implicadas en procesos revolucionarios o de 'liberación nacional y social'".

Los procesados son Walter Wendelin -considerado el máximo responsable de Askapena-, Gabriel Basáñez Ruiz, Unai Vázquez Puente, David Soto Aldaz y Aritz Gamboa de Miguel, detenidos el 28 de septiembre de 2010 en una operación desarrollada en el País Vasco y Navarra.

En un auto, el magistrado afirma que Askapena se integra en una estructura mancomunada y bajo la dirección de ETA y la ilegalizada Batasuna llamada NLT (Nazioarteko Lan Taldea o Grupo de Trabajo Internacional), al que pertenecen representantes de todas las organizaciones constitutivas del denominado Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV) "con proyección internacional".

Un documento intervenido al ex dirigente etarra Francisco Javier López Peña, "Thierry", llamado "Mapa de la estructura 83", detalla el papel que cada uno de los ahora procesados desempeñaba en Askapena.

Así, Gamboa de Miguel y Soto eran los responsables de Organización, Basáñez de Solidaridad y de los Euskal Herriko Lagunak (comités de apoyo en el exterior) y Vázquez de Internacionalismo.

"Finalmente, en el citado documento se identifica como delegado del NLT en América a "Walter"-identificado como Walter Wendelin-, siendo ésta la persona que ostenta la condición de máximo responsable de Askapena", añade el juez.

Otro documento revela que ETA encargó a Askapena crear un entramado de relaciones internacionales mediante la constitución de "comités de solidaridad"en países europeos, la participación en iniciativas como el Foro Social Europeo y el Foro Social Muncial, la organización de seminarios internacionalistas y la formación de "brigadak"que se desplazan cada año a distintos países.

Los "comités de solidaridad"deben "generar presión en el extranjero"organizando anualmente campañas de movilización en las que, junto a actos políticos y de difusión de las reivindicaciones, se llevan a cabo actos de protesta frente a representaciones del Estado español, presentando a los etarras como "perseguidos políticos".

Uno de esos comités es el instalado en Venezuela, formado por miembros de la banda, que el 11 de septiembre del año pasado hizo público un comunicado apoyando el "cese de acciones armadas ofensivas"anunciado por ETA seis días antes.

En el texto, no obstante, se hacía un llamamiento "a continuar la lucha, sin prisas y con la mayor contundencia, porque sólo así podremos transitar el camino hacia la soberanía de nuestro pueblo".

En cuanto a los seminarios, uno de sus objetivos era "el establecimiento de marcos de colaboración con otros movimientos y grupos revolucionarios", como las FARC colombianas.
Según Ruz, el delegado para Europa de las FARC, Omar Arturo Zabala Padilla, alias "Lucas Gualdron", participó en uno de esos encuentros.

Además, entre los documentos intervenidos en la causa figura también un fichero informático en el que se describe una serie de actos previstos para diciembre de 2009 en homenaje "a los héroes internacionalistas bolivarianos caídos en la masacre de Sucumbíos", en referencia a los miembros de las FARC Verónica Velázquez, Juan González, Fernando Franco, Soren Avilés y Raúl Reyes.La asociación Dignidad y Justicia ha recurrido el auto del juez para solicitar que se declare también procesado en la causa a Rubén Rolando Sánchez Bacaicoa, considerado responsable de Comunicación de Askapena.