Las réplicas del seísmo elevan los evacuados a 5000

La Razón
La RazónLa Razón

Roma- Las continuas réplicas, la lluvia y el frío agravan la desazón de las alrededor de 5.000 personas que no pueden volver a sus casas debido al terremoto que el domingo hizo temblar la región italiana de Emilia Romaña. Ayer, los desplazados por el seísmo y aquellos que no querían volver a sus viviendas por miedo a que un nuevo terremoto acabe sepultándolos dentro de ellas trataban de buscar un lugar seguro para pasar la noche. Algunos se quedaron en hoteles, otros dentro de sus coches, y un buen número en los pabellones y campamentos de tiendas de campaña organizados por Protección Civil.

A las víctimas (7 muertos y 50 heridos) se unen las consecuencias económicas. Sólo en el sector agrícola, los daños ascienden a 250 millones de euros, aunque la cifra podría aumentar debido a los efectos de las réplicas. El temblor también podría tener otras repercusiones económicas negativas a medio plazo. Según los cálculos del sindicato mayoritario Cgil, alrededor de 5.000 puestos de trabajo podrían desaparecer debido a la catástrofe. El terremoto ha destruido además 400.000 quesos Grana Padano, el orgullo gastronómico de la región. Está previsto que el Gobierno de Mario Monti, que anoche visitó la zona golpeada por el seísmo, declare hoy el estado de emergencia en la región de Emilia Romaña. Esta decisión aumentaría las ayudas que ya están recibiendo las víctimas.