MENÚ
viernes 26 abril 2019
17:38
Actualizado

El futuro «limpio» de la automoción

La industria del automóvil no pasa por su mejor momento, pero aun así no deja de invertir en superarse, no sólo en diseño y en sistemas de seguridad, sino también en buscar una manera de propulsar sus vehículos menos nociva para el medio ambiente.

  • Audi mostrará su último modelo «verde»: el e-tron
    Audi mostrará su último modelo «verde»: el e-tron

Tiempo de lectura 4 min.

08 de mayo de 2010. 22:19h

Comentada
8/5/2010

El sector de la automoción es consciente de que el futuro es de la tecnología verde; claro que no le queda más remedio, ya que los impuestos de los coches nuevos dependen de sus emisiones contaminantes. Por ello, la industria destina un cinco por ciento de su facturación total –alrededor de veinte mil millones de euros anuales– a la investigación y el desarrollo, con el único objetivo de fabricar coches menos contaminantes. Porque bajar un escalón en las emisiones de dióxido de carbono puede provocar un ahorro fiscal del cinco por ciento. Con este ligero matiz es con el que puede competir, ahora, un vehículo frente a otro de la competencia que no tenga un «sistema verde».

De momento, los vehículos híbridos (combinan motores de gasolina y eléctricos) y los eléctricos suponen sólo un dos por ciento del parque móvil europeo, aunque desde las instituciones y desde la propia Presidencia de la Unión Europea se pretende consolidar este tipo de coches como alternativa fundamental en la lucha contra el calentamiento del planeta.

Por primera vez

El camino por la sostenibilidad de la automoción empieza a tomar forma. Buen ejemplo de ello es el primer Salón Internacional del Automóvil Ecológico y de la Movilidad Sostenible, que se celebrará del 20 al 23 de mayo en la Feria de Madrid, con la colaboración del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

La buena salud del sector se deja sentir en las cifras de participación. La cita contará con una amplia representación de las principales marcas de automoción comprometidas con este tipo de vehículos «limpios», así como las productoras de componentes y tecnología, las compañías que crean las soluciones necesarias para su recarga o los centros de investigación y los organismos certificadores.

¿Qué veremos en la feria? Los nuevos modelos serán igual de espectaculares en sus diseños y en sus interiores. Tendrán las mismas o mayores prestaciones, ya sean utilitarios, todoterreno, berlinas, deportivos o cabrio. Y correrán lo mismo. Las nuevas soluciones sostenibles no van en detrimento de la potencia. Y lo que viene no es ciencia ficción. Está aquí: modelos híbridos, de gas natural, de hidrógeno, biocombustibles, eléctricos, solares o de bajas emisiones, así como prototipos que dejan entrever cómo será la movilidad del futuro.

Todos ellos se podrán ver y probar en pista, no sólo por los profesionales del sector, sino también por el público en general, ya que a partir del viernes 21 y hasta el domingo 23 de mayo el certamen estará abierto al público general en horario de 10:00 a 21:00 horas.
En el Salón Internacional del Automóvil Ecológico se presentarán, en primicia mundial, algunos de los nuevos modelos capaces de reducir las emisiones de dióxido de carbono a mínimos, hasta el momento, impensables; y a la vez, reducir también el consumo, sin mermar las prestaciones y las garantías de seguridad para el conductor y los acompañantes.

Ahorro en consumo
Motores más pequeños, coches más ligeros, función «auto start-stop», sistemas de recuperación de energía, neumáticos de bajo rozamiento, frenos que generan electricidad –al estilo de las antiguas «dinamos» de las bicicletas– y diseños más aerodinámicos son algunas de las propuestas que se presentarán para conseguir el ansiado objetivo: automóviles limpios y ahorro en consumo.

Pero el ahorro también está en manos del conductor: si se levanta un poco el pie del acelerador, se pueden reducir las emisiones contaminantes y el consumo de combustible, con lo que además de hacer un pequeño favor al planeta se consigue reducir el número de visitas a las gasolineras.

Junto a las marcas de vehículos, en la oferta del Salón también participarán empresas energéticas, centros de investigación, organismos certificadores, compañías de sistemas inteligentes de transporte y firmas de seguros. En definitiva, todos los actores que comparten con los fabricantes e importadores de automóviles el objetivo de hacer de la movilidad sostenible una realidad.

Sea por estrategia comercial o por responsabilidad con el medio ambiente, esta feria supone el pistoletazo de salida para la carrera hacia las «emisiones cero». El lejano futuro de la sostenibilidad es, afortunadamente, una realidad palpable.
 

Últimas noticias