Cinco minutos de partido

Decía Fotis Katsikaris antes de empezar la primera final en la historia del Bizkaia Bilbao Basket que si su equipo estaba al cien por cien pero el Barça también, no había nada que hacer. Tenía cierta razón. Los azulgrana completaron ayer uno de sus mejores partidos de las últimas semanas y colocaron el 1-0 en la final de la ACB.

El escolta del Regal FC Barcelona Juan Carlos Navarro (i) avanza con el balón ante el alero griego del Bizkaia Bilbao Basket Kostas Vasileiadis, durante el primer partido de la final de la Liga ACB
El escolta del Regal FC Barcelona Juan Carlos Navarro (i) avanza con el balón ante el alero griego del Bizkaia Bilbao Basket Kostas Vasileiadis, durante el primer partido de la final de la Liga ACB

El único problema en el escenario del técnico griego fue que sus hombres distaron mucho de ser el equipo que había llegado hasta la final. Apenas dieron guerra durante los primeros cinco minutos del último cuarto, con el choque casi sentenciado, ofreciendo una pobre imagen el resto del encuentro. Lo bueno es que las sensaciones finales no fueron del todo malas gracias al «maquillaje» de los últimos minutos y afrontarán el segundo envite, mañana en el Palau, con la moral casi intacta.

El conjunto vasco comenzó nervioso. El vértigo de una final pudo con los hombres de Katsikaris, atenazados cada vez que miraban al aro azulgrana. El Barça afronta su quinta final seguida y nadie tiene que explicarle cómo jugar esta clase de partidos. Dos puntos de Hervelle fueron el escaso botín ofensivo de los vizcaínos en los primeros cinco minutos.

La mala salida de su rival la aprovechó perfectamente el equipo de Xavi Pascual para comenzar a adquirir diferencias en el marcador que, a medida que se consumían los minutos, iban agrandándose. Un parcial de 2-9 al inicio del segundo parcial daba esperanzas al Bilbao, pero Navarro no estaba dispuesto a consentir que le tosieran en su casa y agarró el mando para volver a ensanchar diferencias. El de Sant Feliu, muy intenso durante todo el choque, protagonizó la mejor acción de la noche con un autopase y un triple. Aunque un tapón de Ricky a Warren no le fue a la zaga.

Pero si hay que atribuir el mérito del triunfo azulgrana a alguien, es a Erazem Lorbek. El esloveno estuvo genial. Anotó 24 puntos, repartidos durante todo el partido, convirtiéndose en el único jugador del Barça en alcanzar los diez puntos. Navarro y Anderson se quedaron en nueve.

Un par de buenas acciones de Grimau en la recta final del tercer cuarto situaron la máxima diferencia para los azulgrana en todo el partido (62-36). Toda la intensidad defensiva mostrada hasta ese momento por los de Pascual desapareció al inicio del último parcial. El Bilbao, liderado por Warren, lo aprovechó para acortar diferencias hasta el 70-58 a cinco minutos para el final, momento en el que acabó la reacción vasca. Lorbek estaba en la pista.

Ficha del partido:
74. Regal Barcelona (26+17+21+9): Sada (2), Navarro (9), Perovic (5), Lorbek (24), Anderson (9) -equipo inicial-, Rubio (-), Lakovic (2), Fran Vázquez (2), Ingles (3), Ndong (9), Morris (1) y Grimau (8).

64. Bizkaia Bilbao (12+19+9+24): Jackson (7), Mavroeidis (5), Mumbrú (5), Hervelle (8), Blums (5) -equipo inicial-, Warren (12), Fisher (6), Paco Vázquez (3), Banic (6) y Vasileiadis (7).

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Juan Luis Redondo y Benjamín Jiménez. Sin eliminados.
Incidencias: primer partido de la final de la Liga ACB, disputado en el Palau Blaugrana, ante 6.821 aficionados, según datos oficiales.