Más de lo mismo

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Si el Tren de Alta Velocidad entre la Comunitat Valenciana y Madrid se hubiera ejecutado de acuerdo con la racionalidad, no tendríamos que sufrir de nuevo un retraso en las obras de la estación definitiva y del túnel hacia Castellón, así como el recorrido hacia Alicante., Ahora la afrenta viene motivada por el recorte presupuestario en el capítulo de inversiones, derivado de la crisis económica. Antes, porque nuestra Comunitat nunca tuvo lugar de privilegio en las prioridades de los Gobiernos de turno. Felipe González optó por su tierra, por Sevilla. José María Aznar, por la suya, Valladolid. Y, por supuesto, por Cataluña, que para eso «hablaba catalán en familia».El caso es que el ministro José Blanco, que daba la impresión de haber acometido por fin la reparación de esta injusticia, se ve ahora atado para llevarla a cabo, al menos por un año. No nos engañemos. Será más, porque no veo solución a la complicada situación de nuestras finanzas mientras Zapatero se encuentre al frente del Gobierno.A los valencianos se nos ofrece un nuevo frente reivindicativo. Esta vez con tics de frustración. Lo que no podemos es aceptarlo con resignación.Así es la vida.