«El superior» y «el especial»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Lunes, 17: EscámezEra un tenor de la Banca. Escri- bió el griego que el genio es autodidacta. Alfonso Escámez lo era. Clamor de prosas con laureles por su muerte, a los 94 años. «Si el dinero no sirve para servir a la sociedad y crear ri- queza y bienestar, mejor es que no exista». Era así. Era también madridista. Muy, muy madridista. Guillermo Visedo, Santiago Foncilas y otros buenos amigos suyos, le propusieron en cierta ocasión, hace años, que presentase su candidatura a la presidencia del Real Madrid. Bufó: «¡Yo no tengo talento ni talante para eso. A mí lo que me gusta es disfrutar del Real Madrid, no verme zarandeado todas las mañanas por mis amigos los periodistas!», dijo mirándome con maliciosa sonrisa. Sólo diré de él que intuía los dolores de los amigos y trataba de remediarlos. Le quise en vida y seguirá vivo en mi memoria. Miércoles, 19: papá Querido papá que estás en el cielo: aquí en esta España de ZP, Belén Esteban, Garzón y el coche eléctrico, nosotros, la familia a pesar del 2-0 del Sevi- lla, no vamos a cambiar de cruz. Nuestra cruz, hasta que estemos ahí contigo, seguirá siendo la cruz rojiblanca. Somos así de fieles y masoquistas. Lo que sí nos gustaría, visto lo visto una vez más en el Camp Nou, es que el Atlético fichase una «masita encefálica» para el centro del campo, que un equipo de fútbol es más ligero con alas y con un cerebro organizador. Dice Esperanza Aguirre que habría que «premiar» a la afición atlética por su señorío, su lealtad y su amor sin fisuras al equipo. De- be hacerlo. Ojalá lo haga. Jueves, 20: bíblico Mourinho es el nuevo proyecto del Real Madrid FP. Mourinho lee la Biblia y trabaja como un asalariado de pico y pala desde las siete de la «madrugada» (Jardiel Poncela) hasta las 10 de la noche. Un señor que tiene la adicción a la Biblia me inspira toda la confianza del mundo, toda vez que la fe bíblica, a Dios gracias, no es incompatible con la humana y pecadora ambición. Y es que así como la ambición de todo ciclista bíblico con talento es «evertsiano» triplete (Giro, Tour y Vuelta), la ambición de José Mourinho, ganadas las Ligas de Inglaterra e Italia, es alinear en su vitrina la Liga de España, que como se sabe es una duocracia entre el Real Madrid y el Barcelona. Lamentablemente. –A ver si con Mourinho, el Real Madrid FP acaba de una vez con el aleluya del juego bonito del Barça y del icono Guardiola– me dice un amigo, naturalmente madridista.Jueves, 21: genialGenial. Es la primera vez que nadie discute la lista de 23 jugadores del seleccionador en la historia del fútbol español de selección. «En España hay tantos seleccionadores como habitantes», dijo malhumorado en cierta ocasión Pedro Escartín. Verdad al fin rota o violada. Vicente del Bosque –¿por qué prescindiste de él, Florentino?–, tan convivencial y señor, ha logrado algo realmente mágico: el pleno del consenso en un juego, el fútbol, tan plural en desavenidas opiniones como la plural España de las plurales autonomías. La ironía de un compañero catalán: –Con ocho jugadores del Barça en la lista, esta vez habrá que hablar de «la azulgrana», no de «La Roja».Sábado, 22: Mourinho Al debate de la España de ZP, Belén Esteban, Garzón y el co- che eléctrico, hay que agregar el nombre de Mourinho. «Un ser superior», o sea, Florentino, según «evaluación» del formidable Butragueño, y «The Special One», «El Especial», esto es, Mourinho, según un periódico inglés, juntos. Entre los dos «deliciosa cama redonda de egos» –Jorge Valdano–, para quien Mourinho no es el mejor entrenador del mundo, tan sólo –puntualiza– uno de los mejores.