MENÚ
jueves 23 mayo 2019
09:34
Actualizado

LOS AFECTADOS POR LOS ERE SINDICALES

«Se han portado con nuestros despidos como cerdos»

Tiempo de lectura 4 min.

26 de octubre de 2012. 02:00h

Comentada
26/10/2012

Madrid- El sindicato que preside Ignacio Fernández Toxo ha planteado una huelga general contra la reforma laboral y los ajustes del Gobierno. CC OO defiende que la reforma facilita el despido libre y que es anticonstitucional. Sin embargo, esa misma ley le ha servido para despedir mediante un ERE a 26 trabajadores de la Fundación para la Formación y el Empleo (Forem) en Galicia. El sindicato de Toxo aplicó la nueva normativa sin ningún escrúpulo argumentando pérdidas futuras, una de las modificaciones que introduce la reforma. Por si fuera poco, el sindicato ofreció el mínimo, 20 días por año trabajado, a los empleados afectados. María Díaz, uno de los cinco delegados sindicales que «negoció» las condiciones de despido y que finalmente quedó incluida en el ERE, denuncia a LA RAZÓN que los dirigentes de CC OO y el equipo negociador de Forem «se comportaron como verdaderos cerdos».
«Nuestro propio sindicato nos ha tratado peor que la patronal más rastrera», afirma. Entre los afectados por el ERE –con una media de 14 años de servicio en la fundación, 44 años de media de edad y cargas familiares– hay incluso un minusválido. Forem justificó los despidos agarrándose a una previsión de caída de su facturación del 57% en 2012 con respecto a los resultados de 2010-2011, cuando obtuvo beneficios de siete millones. «Nos negaban que estuvieran aplicando la reforma laboral porque nos daban un mes para negociar, pero es algo que contempla la nueva ley. Pero, además, esgrimieron pérdidas futuras, cosa que hace un año (sin la reforma) no hubieran podido hacer», añade María. «La negociación (que comenzó el 3 de septiembre) fue un paripé. No hubo posibilidad de negociar nada. Nos anunciaron el cierre de dos centros de trabajo gratuitos, que no le costaban nada al sindicato. Presentaron dos informes de auditoras, pagados, para justificar los despidos, de los que, para comprarnos, los cinco delegados sindicales quedábamos excluidos», explica María. «Cuando comunicamos esto, la asamblea decidió que 20 días por año trabajado era miserable». Forem presentó entonces una alternativa por la que los supervivientes al ERE pasarían todos a reducción de jornada menos la dirección, que mantendría la jornada completa. Los trabajadores replicaron que la empresa aceptase mantener a 28 trabajadores, de los 38 empleados fijos, todos con reducción de jornada y salarial. Como la dirección no cedió, los empleados (menos cuatro que luego quedaron a salvo del ERE) convocaron huelga. «El 24 se septiembre vamos a la huelga y el 25 nos comunican que los delegados sindicales pasamos a estar en la lista de despidos», añade María. El 5 de octubre el ERE entró en vigor sin que Toxo realizara una sola llamada a sus ex empleados para agradecerles los servicios prestados. «Toxo nunca llamó; hemos cobrado 20.000 euros de media por 14 años de trabajo. Nos han robado otros 20.000 al aplicarnos la reforma», concluye.

La denuncia de María Díaz podría parecer desmedida al haber resultado afectada por el ERE si no fuera porque otra empleada de Forem, que sí se salvó de la quema, remarca que CC OO nunca quiso negociar. «Se han portado muy mal», declara Carmen Paredes, con al menos un año más de contrato en vigor porque «les salía caro echarme». «Jamás me imaginé que nos trataran así. Me río de la actitud de los sindicatos», declara.

CC OO Andalucía estudia un ERE similar aprovechando la reforma laboral.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas