Revilla: Quién me pisa el puro

Los puros que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel de Revilla, acostumbra a fumar se convierten en un conflicto parlamentario

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, acostumbra a dejar su puro en la calle en los lugares donde no se puede fumar para luego recuperarlo a la salida. Sin embargo, en el Parlamento autonómico hace ya varios plenos que alguien se los pisotea y el asunto se ha convertido en un conflicto político.

Por lo pronto, su partido, el PRC, ya ha presentado en la Cámara autonómica esta pregunta para que el propio Revilla la responda ante el pleno: "¿Tiene el presidente conocimiento y opinión sobre algún hecho especialmente inadecuado, referido a su persona proveniente de algún diputado del Parlamento de Cantabria?".

Fuentes del PRC han confirmado hoy que su grupo parlamentario ha formulado esa pregunta después de constatar que lo que, en principio parecía una anécdota, se repite semana tras semana, para disgusto de Miguel Ángel Revilla, que encuentra en el suelo, destrozado, el puro que suele posar en el alféizar de una de las ventanas situadas a la entrada del Parlamento.

De hecho, el grupo regionalista va a pedir al presidente de la Cámara, Miguel Ángel Palacio (PSOE), que le facilite las grabaciones de las cámaras de seguridad que vigilan la entrada del Legislativo, convencido de que pueden delatar al ofensor.

"Aquí Diario"publica en su edición de esta mañana que algunos miembros del Parlamento ya han podido ver esas grabaciones y que quien aparece en ellas pisoteando el cigarro de Revilla es el presidente del PP y líder de la oposición, Ignacio Diego.

El presidente del Parlamento ha confirmado hoy que "efectivamente"ese incidente se ha producido. Sin embargo, ha precisado que ni sabe quién tiene esa afición a destruir los puros de Revilla, ni nadie le ha pedido formalmente hasta la fecha las grabaciones de las cámaras de seguridad del Legislativo, que sólo conservan un registro de 15 días.


"En cualquier caso, yo creo que la persona que lo haya hecho puede resolver con facilidad el conflicto, o el pequeño conflicto, pidiéndole disculpas al señor Revilla y nada más. Desde luego de este incidente no depende ni el empleo de Cantabria, ni la solución de la crisis, ni el AVE", ha defendido el presidente de la Cámara.

Ignacio Diego también se ha referido hoy a este asunto cuando los periodistas le han preguntado en Castro Urdiales por la información que le señala a él como el autor de los hechos.

"¡Mire, no me puedo acostumbrar a que el eje de Cantabria sea el puro del señor Revilla, no me puedo acostumbrar! Me dicen ustedes eso y tengo que creerles", ha señalado Diego, antes de recalcar que no puede "negar ni aceptar"nada, porque ignora de qué se le acusa.

El presidente del PP ha opinado que, con polémicas como ésta, Revilla pretende "una vez más"que no se hable de otros asuntos que interesan al ciudadano, como las subida de impuestos anunciada por su Gobierno o los 41.000 parados que tiene la comunidad autónoma.

"Y, oiga, si de lo que tenemos que hablar es de una colilla, pues me niego. Prefiero hablar de los problemas de Cantabria", ha zanjado el líder de la oposición, que cree que el presidente Revilla debería ocuparse "alguna vez"de "resolver los problemas"de la región.

El PRC llevará este asunto a la reunión que celebrará la Mesa del Parlamento pasado mañana, viernes, para pedir que su pregunta se incluya en el orden del día del pleno del próximo lunes.